Encontrarás todo lo que necesites Página Principal de AlertaTierra.com


HURACANES - CÓMO PROTEGERSE DE ELLOS

         Un huracán no es un fenómeno natural que pueda formarse en unas horas. Siempre existe cierto margen de tiempo para avisar a la población. Su seguridad  y la de su familia, depende de hasta qué punto se encuentra preparado para afrontar ese aviso.

         Conozca la zona donde reside para saber a qué tipo de eventos naturales podría tenerse que enfrentar. Si las autoridades alertan sobre la llegada de un huracán, tome medidas.

         Lo que puede hacer para estar preparado:

  • Compruebe la estabilidad de su edificio o casa. Incluso puede aprovechar para reforzar las zonas más sensibles, las que puedan desprenderse con mayor facilidad (chimeneas, balcones...). Una vez hecho esto, decidan qué lugar de su casa es más seguro en caso de un huracán. Asegure las ventanas. Si fuera necesario, cubra las ventanas con planchas de madera. No obstante, tenga en cuenta que la madera no evitará que las ventanas se puedan romper. Si se encuentra en casa durante el huracán, debe alejarse de ellas.

  • Asegure el techo de su vivienda a la estructura.

  • Compruebe las instalaciones de su casa; eléctrica, de agua, gas, sanitarios, etc. Sería interesante que su familia sepa desconectarlas todas ante una situación de emergencia.

  • Tenga localizados los lugares donde se encuentra la Policía, el Hospital o Centro de Salud más cercano, así como sus números de teléfono.

  • Los productos tóxicos o inflamables deben situarse en zonas donde sea imposible que existan fugas o que causen un incendio.

  • Si tiene árboles cerca de su casa, compruebe que se encuentran podados o que no hay peligro de que puedan salir ramas volando.

  • Limpie las tuberías exteriores y asegúrese de que están bien sujetas.

  • Si su casa se encuentra en la costa, en un lugar donde se prevé que el huracán afecte de lleno, tendrá que estar muy atento a las noticias.
  • Planifique una ruta de evacuación que conozca toda la familia.

  • Mantenga un “kit” de emergencia a mano para estos casos.

Kit de emergencia:

  • Agua potable y cloro.

  • Radio y linterna, así como pilas de repuesto.

  • Cascos o gorros acolchado.

  • Extintor.
  • Despensa con alimentos enlatados no perecederos que necesiten poco condimento o ninguno, así como agua potable y cloro. (3 días). El agua se calcula a razón de 5 litros diarios por persona, los alimentos, dependiendo de la cantidad diaria que coma una persona. Una buena opción sería acostumbrar a mantener una despensa en casa para unos 3 días e ir consumiendo estos alimentos, reponiéndolos.

  • Abrelatas.

  • Barbacoa para cocinar. 

  • Artículos de higiene personal y bolsas de plástico (servirán para recoger residuos)

  • Botiquín de primeros auxilios que incluya los medicamentos que puedan ser necesarios y los prescritos. No se olvide de revisar las fechas de caducidad de vez en cuando.

  • Ropa y calzado de abrigo.

  • Cerillas y velas.

  • Cinta aislante.

  • Bolsas de basura.

         Después de emitirse un aviso por la llegada de un huracán:

  • Manténgase alerta a las noticias emitidas por la radio o la televisión.

  • Asegure su casa, cierre puertas y ventanas.

         Si le aconsejan que cierre la entrada del suministro eléctrico, hágalo. De lo contrario, ponga el termostato de su congelador al máximo y mantenga la puerta bien cerrada.

  • Evite el uso de teléfonos. Utilícelos solo en caso de emergencia.

  • Llene la bañera con agua.

  • Tenga en cuenta que en los edificios altos un huracán afecta sobre todo a los pisos superiores.

  • Debe evacuar en el caso de que:

  • Sienta que está en peligro.

  • Resida cerca de la costa en un lugar bajo el nivel del mar.

  • Viva en una caravana.

  • Las autoridades lo ordenen.

         Si las autoridades ordenan la evacuación de la zona:

  • No lo piense y siga sus instrucciones.

  • Si utiliza un vehículo para desplazarse, no conduzca por calles dañadas ni con agua.   No puede saber cuánta agua hay realmente en ellas.

         El poder de los huracanes es increíble, devastador.  Suelen venir acompañados de inundaciones, vientos huracanados y tornados. Pero todavía hay otro fenómeno que los acompaña que puede resultar todavía más peligroso, la crecida del nivel del mar. Una pared de agua marina provocada por un huracán puede alcanzar los 7,5 metros de altura y, por lo general, suele medir entre 32 y 48 metros de anchura. La tormenta en sí puede llegar a los 640 kilómetros.

         Cuando se acerca un huracán el cielo se oscurece y el viento arrecia. Mientras va llegando a tierra tienen lugar lluvias torrenciales, fuertes vientos y tormentas. La fuerza del viento oscilará dependiendo de la categoría del huracán. Puede llegar a ser extremadamente peligroso. Un huracán de categoría 1 es el más suave, con vientos de hasta 152 kilómetros por hora, mientras que el más fuerte, de categoría 5 puede venir acompañado por vientos superiores a los 248 kilómetros por hora.

         No se puede hacer nada para evitar su formación y los daños materiales,  pero sí se puede hacer mucho para evitar las pérdidas humanas.

Bibliografía:

  • Centro Nacional de Huracanas. Predicción de huracanes. (página en inglés)  http://www.nhc.noaa.gov

  • Laboratorio Oceánico y Meteorológico del Atlántico (página en inglés) http://www.aoml.noaa.gov

  • Homeland Security Department, for kids (página en inglés) http://www.fema.gov/

  • Noticias de la CNN (página en inglés) (http://www.cnn.com)

  • La Enciclopedia gratuita en la red (página en inglés) http://en.wikipedia.org/wiki/Hurricane_Rita

  • Administración Nacional Espacial y de Aeronáutica (página en inglés) http://www.nasa.gov

  • Cruz Roja Internacional (página en inglés) http://www.redcross.org

Como protegerse de los Huracanes - AlertaTierra

Copyright © 2005-2013 - AlertaTierra.com - Reservados todos los derechos - Politica de privacidad

ir al principio de la página