AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Lluvias torrenciales en el sudeste peninsular (España)

20 de diciembre de 2016

lluvias-murcia1

Imagen por cortesía de: @Claau_Peerez

Podría decirse que las lluvias registradas en la costa Este de España han superado con creces las que tuvieron lugar en la provincia de Málaga, y que consideramos en su día como un pequeño diluvio.

Hoy perdía la vida la primera víctima en Murcia como consecuencia de las lluvias torrenciales en Los Alcázares, llegando – por el momento – a la suma de tres fallecidos por el temporal. Y es que las lluvias no han cesado de caer de forma torrencial desde el pasado viernes, siendo esta localidad una de las más afectadas junto a Murcia, San Javier y Torre Pacheco.

El hombre, de 30 años, de nacionalidad marroquí, se ahogó al caer en una piscina. Emergencias recibía la llamada de los vecinos que decían haber visto militares y bomberos practicando maniobras de reanimación a una persona que había caído en la piscina de una vivienda en la calle de las Adelfas. Sin embargo, los servicios sanitarios de emergencias solo pudieron confirmar su fallecimiento.

Más de 350 personas tuvieron que ser rescatadas por las intensas lluvias. Además, el Servicio de Emergencias tuvo que rescatar a 12 personas que viajaban en un tren con destino a Cartagena al quedar atrapado en el municipio de Torre Pacheco. Al mismo tiempo, asistieron  telefónicamente al parto de una mujer que no pudo llegar al hospital porque los accesos estaban cortados. Otras tres necesitaron ser trasladados.

Por otra parte, 70 personas de 16 viviendas de la urbanización Montegrande, en Torregüera (Murcia) tuvieron que ser desalojadas.

Una veintena de carreteras autonómicas y múltiples caminos y viales fueron cortados por la Policía local y Guardia Civil, especialmente en Murcia y el Campo de Cartagena.

Numerosos vehículos han quedado atrapados por el agua en la capital de Murcia, mientras que en San Javier, las calles estaban inundadas. En Los Arcos, les ha llegado el agua, con pasillos inundados y puertas a punto de reventar por el agua. El centro quedó incomunicado durante varias horas por ello.

Desde el sábado, y hasta las 05:00 horas del lunes, Emergencias ha registrado 1.520 incidencias relacionadas con las intensas lluvias (mayormente por achiques de agua, rescates de agua, saneamiento y caída y obstáculos en vías públicas).

Ante las previsiones meteorológicas previstas, el viernes, 16 de diciembre de 2016, se activó el Plan INUNMUR en su fase de Preemergencia, que posteriormente se elevó al nivel 1. En la noche del domingo, esta alarma pasó a su nivel 2 y se pidió la participación de la UME.

Desde el inicio de las precipitaciones, en algunos municipios del Campo de Cartagena, se han superado los 200 litros por metro cuadrado.

28 municipios han suspendido las clases debido a los daños materiales sufridos y la previsión meteorológica.

En Valencia, los bomberos no han tenido descanso, no solo por el temporal de lluvia, sino por el viento que ha derribado 80 árboles, registrándose ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora en la capital. Unos 15 vehículos han sufrido daños materiales importantes.

En Ribera, la AEMET ha activado una alerta roja por el temporal de lluvias.

En Onteniente, el río Clariano bajaba con una fuerza nunca vista, y un caudal muy por encima de lo habitual. Por la noche, los vecinos temían su desbordamiento y comenzaron a evacuar viviendas. El agua comenzaba a inundar las casas. En esta zona, solo en 24 horas, se han registrado 250 litros por metro cuadrado.

En Alicante tampoco se han quedado muy atrás, hasta 140 litros por metro cuadrado, mientras los vecinos de Orihuela han pasado la noche en alerta naranja por lluvias, sin poder pegar ojo.

El puerto de Valencia permanece cerrado y las clases se han visto suspendidas en los colegios de 50 municipios de la comunidad Valenciana.

En Alicante, Valencia y Murcia no ha dejado de llover. Y es que el fuerte temporal de lluvias del fin de semana, ha azotado toda la costa mediterránea, causando otras dos víctimas mortales. Las otras dos víctimas de este temporal murieron en la Comunidad Valenciana. Una de ellas murió el sábado en Finestrat, Alicante, tras verse arrastrado por una fuerte corriente de mar. El hombre no pudo agarrarse a nada y la corriente de agua terminó arrastrándole. Su cuerpo sin vida fue hallado 20 minutos después de iniciar un servicio de búsqueda por la zona. El otro moría en Castellón al caer con su coche en la acequia del camino rural de Serradal.

En Benidorm tuvieron que desalojar más de 80 caravanas de un camping.

Los habitantes de las zonas afectadas afirman no haber vivido nunca nada semejante.

Mientras la Guardia Civil investiga si la muerte de una persona en Baleares ha sido consecuencia de las lluvias, Valencia y Alicante siguen muy pendientes de los ríos, especialmente del Júcar y el Segura, en riesgo de desbordamiento.