AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Zonas catastróficas, como consecuencia de las grandes olas (España)

25 de enero de 2017

Finalmente las autoridades han declarado el estado de catástrofe para las zonas afectadas por el temporal de vientos, lluvias y olas que han llegado en algunas zonas hasta los 10 metros de altura.

Todo comenzó el martes, cuando las autoridades tuvieron que atender unas 2.000 personas aisladas por la noche en sus vehículos por la caída de una intensa nevada que dejaba aisladas numerosas poblaciones y carreteras intransitables en el este de España, obligando a la Armada a intervenir para ayudar a los afectados y a los conductores atrapados en las carreteras de Madrid a Valencia.

Las lluvias intensas y los fuertes vientos en la costa han llegado a los 100 kilómetros por hora, derribando 20 torres de alta tensión, más de 200 torres eléctricas y árboles, causando apagones en las regiones de Albacete y Valencia, que afectaron a más de 30.000 usuarios y forzando el cierre del puerto en Valencia.

Las lluvias también han provocado inundaciones y daños en las carreteras y en los paseos marítimos de la isla de Mallorca y de la costa de Cataluña.

Las olas de 8 a 10 metros de altura obligaron a evacuar varias familias de Valencia, en riesgo ante este temporal inusual que amenazaba con causar daños importantes en sus viviendas. El resultado ha sido paseos marítimos dañados, casas derrumbadas, y numerosos destrozos. Algunas familias no pueden regresar a sus casas desde entonces.

El Ministro de Fomento, ha manifestado que el Consejo de Ministro aprobará la declaración de zona catastrófica para los municipios afectados por la ola de frío y el temporal marítimo de los últimos días, especialmente en Valencia. Al parecer, según el Ministro, intentarían añadirlo en el Decreto del próximo viernes, en el que en principio se esperaba recoger los efectos de los temporales de noviembre y diciembre de 2016 que afectaron al mediterráneo.

Son más de 40 municipios costeros los que se han visto afectados por este temporal marítimo, donde ahora piden que se arreglen las playas, los chiringuitos, y las viviendas, antes de Semana Santa, temporada alta para el turismo de la región.