AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Ordenan evacuar a 61.000 residentes en Fort McMurray, Alberta (Canadá)

4 de mayo de 2016

Toda la población de Fort McMurray, en Alberta, es decir, unos 61.000 residentes, han recibido orden de evacuación como consecuencia del devastador y mayor incendio forestal que tiene lugar en cerca de una década.

Según han informado fuentes oficiales, algunas casas se han visto arrasadas por las llamas, lo que ha forzado las evacuaciones para asegurar el bienestar de toda la población.

Para evacuar a personas con problemas médicas, se está evaluando su traslado por aire.

 

Al parecer, la carretera principal de acceso a Fort McMurray, se ha visto cortada en su entrada sur a la ciudad ya que las llamas han saltado al otro lado.

Una combinación de temperaturas demasiado altas para esta estación del año, en combinación con las condiciones secas, han convertido el bosque boreal de Alberta en una caja de cerillas.

La Alcadesa de la ciudad ha declarado el estado de emergencia local, mientras los bomberos intentan vigilar el bosque que arde a tan solo medio kilómetro del río Hangingstone.

Centennial Park y la zona al sur de la carretera del aeropuerto, incluido Prairie Creek, han recibido orden de evacuación. La municipalidad calcula haber evacuado a unas 500 personas de esta zona. Y es que se sospecha que el fuego podría llegar a este lugar.

El Centro Provincial de Detox también ha sido evacuado, mientras que el aeropuerto Internacional de Fort McMurray permanece abierto.

Por razones de seguridad, durante la noche, los bomberos han interrumpido las labores de extinción. Desgraciadamente, se espera que el fuego cruce el bosque y llegue a zona urbana, aunque se desconoce cuándo será.

Las labores de extinción del incendio comenzaron con unos quince bomberos, cuatro helicópteros y al menos una bomba de agua desde las 16:30 horas (hora local) del domingo, ahora se cuentan cerca de medio centenar de bomberos.

Al menos dieciocho bomberos han comenzado a trabajar en un segundo incendio en la zona de Parsons Creek. El incendio no tiene acceso por carretera. En principio, se priorizó este fuego por encontrarse cerca de casas y negocios. Aunque no ha calcinado casas ni causado daños en infraestructuras o carreteras.