AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Catástrofe en Fort McMurray, Alberta (Canadá)

9 de mayo de 2016

Fuentes oficiales han informado que, aunque el fuego ha cruzado Fort McMurray y se desplaza rápidamente hacia el noreste, a través de un bosque boreal, la ciudad todavía es demasiado insegura como para entrar en ella. Además, tienen claro que no hay forma de apagarlo, salvo que llueva de forma significativa, algo que no ha sucedido desde hace dos meses. El incendio, en la actualidad, cubre una superficie de 385,476 acres. Que cruce la frontera depende totalmente del tiempo. Desde que comenzó en Alberta, ha arrasado 1.570 kilómetros cuadrados, aumentando considerablemente en menos de 24 horas.

El incendio ha dañado estructuras y la red eléctrica, al mismo tiempo que ha provocado que el agua ya no sea potable. La única buena noticia es que el viento lo está alejando de Fort McMurray y de las zonas de producción de petróleo en el noreste, por lo que ya no es un riesgo potencial para las personas, aunque siga causando daños inmensos al medio ambiente.

Según explicaba el Ministro de Seguridad Pública el sábado, el incendio forestal sigue siendo impredecible e inseguro.

Los bomberos se han visto reemplazados por otros que se han trasladado desde otras provincias para que puedan descansar después de una semana agotadora luchando contra lo que han calificado como “la bestia de fuego”.

Muchos de los evacuados han acudido a la ciudad de Edmonton, en el sur, cruzando barrios devastados por las llamas. Afortunadamente, parece que no se han contabilizado víctimas mortales directamente relacionadas con el fuego, aunque dos niñas han muerto en un accidente de tráfico a mediados de semana cuando su vehículo se vio atrapado en una marea de personas que huían de Fort McMurray.

Fort McMurray es el corazón del petróleo de Canadá, y resulta ser la tercera ciudad en el mundo de reserva de petróleo. El incendio y las evacuaciones masivas han forzado que un cuarto de la producción de petróleo que se exporta desde Canadá se haya detenido, lo que ha empezado a afectar gravemente a la economía del país con un descenso acusado de los precios del petróleo.

La Alcaldesa de Fort McMurray ha declarado que la ciudad será reconstruida. La preocupación ahora se centra en que el fuego pueda alcanzar las minas de tierra de petróleo.