AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Impresionante ola de calor supera todos los récords en Australia

10 de febrero de 2017

Una banda de aire caliente de más de 2.000 kilómetros atraviesa el Sur de Victoria, Nueva Gales del Sur y Queensland. Hacía 158 años que Sídney no sufría una ola de calor como la que están soportando estos días en ciudades como Sídney, Brisbane y Adelaida. Las temperaturas superan los 40ºC, con picos incluso de 48,2ºC. En el aeropuerto de Invahoe se han registrado 46,2ºC, mientras que en el sur de Australia, concretamente en Tarcoola, los termómetros marcaban 48,2ºC y en Melbourne registraban 37ºC.

La Oficina de Meteorología ha advertido acerca de las condiciones severas de esta ola de calor. Se recomienda a los habitantes que tomen medidas de precaución para evitar los golpes de calor y que permanezcan en el interior, lo más frescos posibles. Sin olvidar hidratarse, por dentro y por fuera. Ir a la playa a darse un baño, también se encuentra entre las opciones para superar este calor.

La carrera de caballos prevista en Rarndwick ha sido aplazada al lunes debido al calor extremo, ya que no es bueno para los caballos ni para los jinetes.

La Oficina de Meteorología ha activado una alerta por calor, informando que se trata de las mediciones más altas registradas en 185 años. El récord anterior estaba establecido en 1895-96 cuando se vivieron nueve días consecutivos de temperaturas de al menos 35ºC.

La ola de calor está afectando algunos estados de Nueva Gales del Sur, el sur de Australia, Queensland y algunas zonas de Victoria.

Estas temperaturas extremas están teniendo lugar después de que unas impresionantes tormentas eléctricas atravesaran Sídney y partes de Nueva Gales del Sur el martes, causando inundaciones repentinas, daños materiales, rescates por inundaciones y evacuaciones. Un granjero de 22 años murió tras ser alcanzado por un rayo.

Se teme que esta ola de calor pueda provocar apagones de electricidad después de que las autoridades impusieran una menor carga en el sur d Australia por la gran demanda eléctrica.