AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

La situación en Somalia es crítica

6 de marzo de 2017

sequia-somalia

Durante tan solo 48 horas, han muerto 110 personas solamente en una de las regiones de Somalia, intensamente afectada por la terrible sequía que asola el país y que ha provocado una hambruna mortal. La cifra de víctimas mortales ha sido anunciada por el propio Primer Ministro, que afirma tuvo lugar en la región sudoeste del país, en Bay.

Las Agencias humanitarias afirman que la situación es muy similar a la de 2011, cuando murieron 260.000 personas en el país debido a la hambruna. Los ancianos dicen que no habían vivido nunca ninguna sequía como la que les está castigando tan duramente en esta ocasión.

El 28 de febrero de 2017, el Presidente de Somalia declaraba la sequía un desastre nacional, pidiendo ayuda internacional.

En el extremo norte de Somalia, tras tres años de lluvias débiles y escasas, los efectos de la sequía cada vez están siendo más fuertes en una población que depende de la tierra para subsistir. La tierra, agrietada por la falta de agua, no produce alimentos para el ganado del que dependen las personas por su leche y carne.

La situación se está deteriorando por momentos, en un país en el que más de 6,2 millones de personas necesitan ayuda humanitaria urgente. Cerca de 5,5 millones de personas están en riesgo de contraer alguna enfermedad, de las que más de la mitad son mujeres y niños menores de 5 años.

La intensa sequía en muchas zonas de Somalia ha disminuido también el acceso a agua, y la hambruna ha provocado una serie desnutrición. Hay más de 363.000 niños desnutridos en el país y 70.000 necesitan apoyo urgente para sobrevivir.

La sequía también ha facilitado que se extiendan enfermedades como el cólera y la diarrea, causando la muerte de muchas personas.

Somalia se encuentra en estado crítico, pero otros países de África también están sufriendo una crisis por la hambruna, como Etiopía y Kenia. En total, más de 11 millones de personas podrían morir y 20 millones dependen de la ayuda externa para sobrevivir.