AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

La ola de frío polar avanza en Europa

14 de enero de 2017

España. La ola de frío que ha estado afectando a los Estados Unidos y a gran parte de Europa, empieza a llegar a España. Hacía frío, algo normal para esta época del año, pero ahora las temperaturas se desploman conforme avanza el frente polar, y 22 provincias se encuentran en alerta. El intenso viento está aumentando la sensación de frío en muchas de estas regiones.

La Agencia Española de Meteorología prevé nevadas en cotas muy bajas en el extremo norte peninsular. En el área pirenaica, en cualquier cota y en la cordillera Cantábrica, a partir de 500 metros y subiendo a 800 metros por la tarde. En el resto del tercio norte nevará a partir de los 400 metros y subirá a 700 metros en el Sistema Ibérico. En el Sistema Central se prevén nevadas a partir de los 600 metros de altura. En las sierras de Granada y Almería nevará a  partir de los 600 metros, subiendo por la tarde a los 900 metros. En Baleares la cota de nieve bajará a los 500 metros y al final del día podría quedar en 300 metros.

De las 22 provincias que se encuentran en alerta por nevadas, 15 de ellas podrían acumular hasta 20 centímetros de nieve. Se prevén nevadas intensas en Cantabria, Guipúzcoa, Vizcaya, Álava, Navarra y Burgos, mientras permanecen en alerta amarilla por nevadas en Asturias, Palencia, Soria, La Rioja, Lérida, Mallorca, León y Huesca.

Se prevé un descenso de las temperaturas en la mitad este peninsular y heladas en el interior de la Península. Se mantiene el riesgo por temperaturas mínimas de hasta -6ºC en Guadalajara, Barcelona, Lérida, Huesca y Gerona.

Alemania. La tormenta “Egon” se está desplazando por Alemania con vientos huracanados y nevadas copiosas que han causado la muerte de al menos un conductor, miles de personas sin suministro eléctrico y la cancelación de más de 100 vuelos.

El conductor fallecido, de 21 años de edad, murió al intentar adelantar a otro vehículo por una carretera helada. La mujer de 70 años del otro vehículo resultó herida leve.

En algunas zonas del país, el servicio ferroviario sufre retrasos por la caída de árboles sobre las vías.

En Hanau, Hesse, los tejados de algunas casas han sufrido daños debido al peso de la nieve.

Numerosas calles en Bavaria y en Thuringian, se encuentran bloqueadas por la caída de árboles o por camiones que han quedado atrapados. Según las autoridades, esto impedirá que los autobuses escolares puedan circular con normalidad.

En Kirchenthumbach, un autobús escolar se vio desplazado por el viento cayendo en una zanja, aunque afortunadamente nadie resultó herido.

El viento es tan fuerte, que han tenido que interrumpir los vuelos. Los aeropuertos de Leipzig-Halle y Drasden se han visto obligados a cancelar sus vuelos después de que el aeropuerto de Frankfurt anunciara la cancelación de 125 vuelos.

Se ha interrumpido el esquí en la zona de los Alpes de Bavaria, debido a la suspensión del servicio del teleférico en la montaña del Zugspitze.

Egon ha derribado árboles y tendidos eléctricos, lo que ha provocado apagones masivos y retenciones de tráfico en los estados del oeste del país.

Suiza. Una intensa tormenta ha azotado Suiza entre el jueves por la noche y el viernes por la mañana, derribando árboles y causando apagones que han dejado miles de casas sin suministro eléctrico.

Jura y Biel/Bienne se quedaron sin luz desde las 22:00 horas hasta las 05.00 horas (hora local), debido a la caída de árboles sobre el tendido eléctrico, afectando – según ha informado la compañía – a unas 10.000 casas.

Los vientos, de más de 100 kilómetros por hora, han azotado el país con intensidad, llegando a registrar ráfagas de hasta 139 kilómetros por hora en Saint-Chrischona, cerca de Basel.

En Laussane se informó de la caída de un árbol de 25 metros en la carretera, arrastrando en su caída postes de telegrafía y de suministro eléctrico, según informaba la policía de Lausanne.

Reino Unido.  El Reino Unido se encuentra en alerta por inundaciones, viento, nieve y hielo en gran parte del país. Miles de personas se han preparado para ser evacuadas. La Oficina de Meteorología ha activado advertencias por clima extremo en Inglaterra, Escocia, Gales e  Irlanda del Norte. La Agencia de Medio Ambiente ha activado siete alertas por inundaciones extremas, que podrían poner las vidas de las personas en peligro, en las zonas costeras de Essex y Suffolk, por vientos extremos y por una importante subida de la marea.

Los soldados se han desplazado para ayudar en las evacuaciones y asistir a las personas afectadas por el viento y la subida de la marea, ante una situación climática extrema que ha interrumpido la circulación y ha forzado el cierre de colegios.

Francia. Francia se ha visto afectada por fuertes vientos y tormentas invernales extremas que han causado la muerte de una mujer de 43 años, en el sur del país, y heridas a otra persona de unos 50 años en el norte. La mujer salía caminando de su domicilio en Niza, para llevar a sus hijos al colegio, cuando una fuerte ráfaga de viento arrancaba un gran ciprés golpeándole en la cabeza. Los hijos avisaron a su padre, que intentó liberarla del árbol, pero cuando llegaron los bomberos, ya había fallecido.

En el norte de Francia, los intensos vientos derribaron un árbol en las vías entre París y Bruselas, lo que dejó aislados a los pasajeros del tren de alta velocidad Thalys. 210 pasajeros tuvieron que pasar la noche sin electricidad, calor y líquidos.

EL Ministro del Interior ha informado que 50 personas resultaron heridas durante la noche por accidentes relacionados con el tiempo, aunque ninguna de forma grave.

Las zonas más afectadas han sido Normandía y Picardy, donde miles de hogares se quedaron sin luz y el servicio de emergencias tuvo que atender más de 4.000 llamadas.