AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Alerta por la tormenta Desmond (Irlanda, Reino Unido y Escocia)

6 de diciembre de 2015

La tormenta Desmond ha causado numerosos daños materiales, e inundaciones masivas en Irlanda, Reino Unido y Escocia.

La Oficina de Meteorología de Irlanda ha activado la alerta máxima, la roja, en algunas zonas del país, por clima extremo.

En anticipación a sufrir más vientos huracanados y lluvias torrenciales, la guardia costera de Irlanda ha advertido a la población de las zonas costeras, con objeto de que permanezcan alejados de las zonas bajas, los muelles y colinas cercanas al mar, hasta que la tormenta pase.

Los ferries desde Irlanda hasta el Reino Unido han sido cancelados, mientras que los vuelos han sido desviados debido a vientos huracanados de 118 kilómetros por hora procedentes del Atlántico.

Ha llovido con intensidad en Cavan, Clare, Cork y Limerick, donde también han soplado ráfagas de vientos intensos.

El viento ha forzado retrasos y cancelaciones de vuelos en los aeropuertos de Dublín, Cork, Shannon y Farranfore, por lo que se aconseja a los pasajeros que verifiquen su vuelo con la aerolínea antes de partir al aeropuerto.

La tormenta ha ocasionado algunos apagones en todo el país. Miles de personas se han quedado sin suministro eléctrico, especialmente en la costa oeste. Se han contabilizado un total de 5.000 propiedades sin luz en Kinsale, Clonakilty, Co. Cork, Co. Mayo y el norte de Dublín.

Por su parte, la autoridad de Seguridad en Carretera ha pedido a los conductores que eviten circular por las carreteras.

En Irlanda del Norte, se han registrado apagones después de que se hayan producido vientos huracanados, especialmente en las zonas costeras.

La Oficina de Meteorología ha activado una alerta amarilla, indicando que la población debe estar atenta por vientos severos y lluvias torrenciales en toda Irlanda del Norte.

En el noroeste del Reino Unido e Irlanda, especialmente en Appleby-in-Westermorland, Keswick y Kendal, la policía ha evacuado numerosos residentes y ha pedido a la población que abandone sus casas conforme sube el nivel del agua, mientras que ha activado alertas de nivel rojo en varias regiones. En algunas zonas de Lake District, los equipos de rescate han ayudado a los habitantes para que puedan evacuar sus casas, al mismo tiempo que tuvieron que rescatar a algunas personas de sus vehículos, atrapados en las riadas. Las carreteras están cortadas al tráfico, completamente anegadas, mientras que los fuertes vientos y las lluvias torrenciales han provocado inundaciones, deslizamientos de tierras y un caos circulatorio.

Miles de casas en el norte de Inglaterra y Escocia se encuentran bajo la amenaza de inundaciones por la tormenta Desmond, La policía de Cumbria ha declarado la situación como un incidente mayor. Por su parte, la Oficina de Meteorología ha activado una alerta roja en varias regiones, incluyendo Yorkshire and Humber, el noreste de Inglaterra, Lothian y Borders.

En el norte de Londres, un anciano de 90 años ha muerto tras verse atrapado en un remolino de viento y ser arrastrado por el viento contra un autobús cerca de la estación central Finchley. Los hechos tuvieron lugar el sábado, 5 de diciembre de 2015, a las 12:35 horas (hora local) en Chaville Way N3.

En el aeropuerto de Dublín se han cancelado docenas de vuelos, así como vuelos regionales debido a la tormenta.

En Escocia se han cancelado la mayoría de los partidos de fútbol del fin de semana.

En Altura, un deslizamiento de tierras ha desprendido 200 toneladas de tierra y escombros sobre la A82, entre Spean Bridge e Invergarry, lo que ha provocado el cierre de parte de la autovía.