AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Prepararse para el impacto con asteroide o cometa

17 de diciembre de 2016

tierra-extincion

Un científico de la NASA ha advertido que la Tierra está en peligro de sufrir un evento de nivel de extinción, debido al impacto de un asteroide o cometa, y asegura que no habrá nada que pueda hacerse para impedirlo.

El científico, ganador de un premio, que pertenece al Centro Goddard Space Flight, de la NASA, explicó a los asistentes a la Reunión Anual de la Unión de Geofísicos de América, que los Gobiernos deberían empezar a prepararse para este posible impacto catastrófico, a pesar de que las probabilidades son altas de que suceda dentro de mucho tiempo.

Según explica, el mayor problema, básicamente, es que no hay nada que se pueda hacer al respecto, al menos en estos momentos.

Por este motivo, le pide a la NASA que construya dos naves, una para servir como interceptora y otra como observadora. Con objeto de que en el caso de que un asteroide o cometa suponga una amenaza lo suficientemente peligrosa para la Tierra, se pueda transportar una bomba nuclear en la nave interceptora, que podría mitigar la posibilidad de que un asteroide se aproxime a nuestro planeta y que sea difícil de observar, debido a que venga procedente del sol.

Pero para ello, la NASA necesitaría disminuir de forma considerable el tiempo de cinco años entre la aprobación de una misión y el lanzamiento. Parece ser que la NASA tiene previsto presentar una solicitud formal al Congreso para que aprueben este tipo de misión.

Sin embargo, fuentes oficiales de la NASA, han lanzado un comunicado en el que afirman que no hay que preocuparse de este evento al menos hasta el próximo siglo, aunque mantienen la prioridad en descubrir cualquier asteroide y cometa que pueda resultar un peligro, así como en contar con el tiempo suficiente para proteger nuestro planeta de cualquier impacto potencial.

Oficialmente, hasta la fecha, se sabe que aproximadamente el 95% de los asteroides potencialmente peligrosos y cometas más grandes tienen 1 kilómetro de tamaño, lo que podrían ser una amenaza para nuestro planeta, aunque no se ha detectado ningún peligro de impacto para los próximos 100 años.