AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

¿Estamos sin magnetosfera?

16 de marzo de 2017

magnetosfera

Según se puede apreciar en la serie de imágenes que publicamos del Bats-R-US, se observa  una completa confusión y una discombulación en la magnetosfera de la Tierra. Es decir, que no tiene magnetosfera, ya que desde el momento en el que los magnetones dejan el Polo Norte e intentan unirse a las líneas del campo magnético, se ven arrojados sobre las olas o como pájaros intentando volar en un huracán. Parecen revueltos debido a los asaltos y directivas conflictivas. El Sol sigue siendo el imán dominante y, en esos raros momentos en los que todavía parece ejercer cierto poder, se sostiene. Entonces, aparece la fuerza de Nibiru, procedente de un lado y ligeramente inclinado hacia el Sol, empujando a la Tierra a una oscilación diaria y también a un retorcimiento diario del campo magnético terrestre.

La confusión que se puede verificar en estas imágenes es debida a la carga electromagnética de la estela o cola de Nibiru, que de forma creciente se envuelve cada vez más alrededor de la Tierra y, por lo tanto, rodea la Tierra. Esta es la fuente del aumento de Pulsos Electromagnéticos Personales que estamos sufriendo en la electrónica. Ya no es evidente solamente cuando un avión desaparece de un radar o se estrella en  el mar, o cuando un tren descarrila, sino que se ha convertido en una interferencia casi diaria para muchos con sus electrodomésticos, teléfonos móviles, y conexiones a Internet, llenas de estática o que funcionan mal.

¿A dónde o a qué nos conduce todo esto? Incluso después de que toda la verdad sobre Nibiru le sea revelado al público, habrá excusas. Igual que se acusó al Sol en el pasado de cualquier tipo de Pulso Electromagnético, seguirán utilizando el Sol para justificar cualquier anomalía. Incluso podrían hacer uso de imágenes antiguas del Sol para poder probar sus mentiras. Mientras tanto, el público seguirá viendo cómo sus aparatos electrónicos siguen fallando y son erráticos, de forma que funcionarán solo en algunos momentos del día, o funcionarán de forma extraña, mal, o dejarán de funcionar de repente, se quemarán, explotarán… De forma que haya que reemplazarlos con mayor frecuencia que antes.

Es posible que, con el tiempo, las comunicaciones ya no sean tan rápidas como antes y que tengamos que volver al servicio antiguo de correos, que lleva las cartas personalmente a los destinatarios…