AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

¿Qué podría suceder sin magnetosfera?

23 de marzo de 2017

magnetosfera-tierra

Hace unos días, mencionamos el problema que estábamos observando en nuestra  magnetosfera.  Muchos nos contactaron para preguntarnos por las posibles consecuencias de este fenómeno para los que habitamos la Tierra.

De todos es sabido que nuestro campo magnético se está debilitando. De hecho, se ha perdido en un 15 por ciento a lo largo de los últimos 200 años. Este fenómeno podría ser indicativo de que se va a producir un reverso de los polos. Los expertos creen que nuestro planeta ya debería haber sufrido un reverso de los polos, por lo que la cuenta atrás ya terminó, pero no saben cuándo tendrá lugar. Eso sí, si realmente sucede, será devastador para la humanidad. Nuestra vida, tal y como la disfrutamos hoy en día, habrá terminado. Nuestros tendidos eléctricos y el clima, podrían verse seriamente afectados.

Solamente con el hecho de quedarnos sin energía eléctrica, las implicaciones son devastadoras. ¿Se puede imaginar estar varios meses sin luz? ¿Quién no ha pasado por algún apagón temporal? La experiencia ha demostrado lo dependientes que somos de este sistema. Y es que, prácticamente toda nuestra vida pende de un “hilo eléctrico”. Necesitamos la energía eléctrica casi para todo. Y lo peor es que, la gran mayoría de nosotros no sabemos vivir ni sobrevivir sin ella.

Conforme nuestro campo magnético se va debilitando y el bamboleo de la Tierra aumenta, las auroras boreales serán visibles cada vez más hacia el sur, al mismo tiempo, perderíamos el gran escudo que tenemos frente a las tormentas solares y a otros objetos que pueden caer del espacio, como bolas de fuego, meteoritos, rayos cósmicos que puedan ser peligrosos para la vida…

La radiación a nivel de tierra aumentaría entre 3 a 5 veces su nivel normal, hasta el punto de provocar enfermedades mortales en la población.

La magnetosfera es un área amplia alrededor de la Tierra producido por nuestro campo magnético. Su presencia impide que las partículas cargadas del viento solar y otros objetos puedan entrar en nuestro planeta.

Cualquier anomalía en nuestra magnetosfera es una amenaza importante para nuestro planeta. De hecho, las agencias espaciales se están tomando este tema con gran preocupación. Muchas naves espaciales han sido enviadas para monitorear y vigilar nuestro campo magnético, y verificar el impacto del clima espacial en nuestro sistema de comunicación vía satélite y GPS.

¿Se pueden imaginar la vida sin GPS? Puede que no conozcan el verdadero alcance de este problema. Muchos de los aparatos que usamos, necesitan el GPS para funcionar. Incluso hay operarios de maquinarias como tractores, aviones comerciales, barcos, etcétera, que hoy en día no sabrían manejarlos sin el GPS.

Algunos animales como ciertos pájaros o las ballenas, utilizan el campo magnético para su migración y para encontrar su camino. Cuando se producen varamientos o muertes masivas de animales, en muchas ocasiones se debe a que se ha producido una anomalía temporal importante en nuestro campo magnético, que les ha confundido hasta el punto de aparecer donde no deberían… O estrellarse contra el suelo…

Lo cierto es que la magnetosfera de la Tierra, como se ha podido apreciar en el sistema BAT-S-Rus, desde 2009, está sufriendo grandes problemas debido a la constante colisión de partículas magnéticas cargadas procedentes de Nibiru y de su estela. Estas imágenes coinciden con momentos en los que los aparatos electrónicos han tenido averías, explosiones, incendios, quedando inútiles y fritos y azotados por pulsos electromagnéticos.

Cuando afecta a los aviones, desaparecen del radar y terminan cayendo del cielo. Cuando afecta a transformadores, se incendian y explosionan provocando apagones eléctricos. Cuando afecta a los trenes, provoca descarrilamientos. Cuando afecta a los barcos, colisionan unos con otros inexplicablemente…

BAT-S-RUS aporta datos procedentes de los satélites y que se muestran a través de la magnetosfera terrestre, de lado. Esto muestra cualquier posible explosión en el Sol, el viento solar… Pero, una explosión intensa y las imágenes que hemos podido observar de la magnetosfera durante los últimos días, no son normales y no suelen producirse cuando el Sol no está registrando manchas solares ni eyección de masa coronal. Si no se debe a la actividad solar, ¿de dónde procede? Estas explosiones y torsiones de nuestra magnetosfera son consecuencia de la aproximación de Nibiru, y están aumentando en su intensidad.

Recientemente, hemos alcanzado un punto en el que nuestra magnetosfera apenas es reconocible. Ha sido un ritmo creciente desde 2009. El pasado mes de octubre de 2016, incluso parece que nos quedamos sin magnetosfera durante un tiempo.

Mientras tanto, ¿qué está sucediendo? Pues que están aumentando los episodios de pulsos electromagnéticos en aparatos de todo tipo, que ahora también está afectando a niveles individuales, a aparatos electrónicos personales, así como a coches y autobuses (no hay que olvidar algunos autobuses o coches que han empezado a arder de forma espontánea).

¿A dónde nos conduce todo esto?

El problema que registra nuestra magnetosfera es debido a la carga electromagnética de la estela de Nibiru, que cada vez nos está afectando más, rodeando la Tierra. Por lo tanto, es fuente de pulsos electromagnéticos con mayor frecuencia, que afectan a los aparatos electrónicos. Ya no solo afecta a los aviones que desaparecen del radar o que se estrellan en el mar, ni a trenes que aceleran de forma espontánea o descarrilan… Se trata de una interferencia prácticamente diaria, incluso en aparatos electrónicos de uso cotidiano y diario, como móviles, frigoríficos, coches, conexiones a Internet… Que dejan de funcionar, funcionan mal, se incendian, estallan…

Seguirán intentando culpar al Sol de todo lo que sucede y sucederá, todo excepto admitir un pulso electromagnético. Pero, a este ritmo, tendremos que empezar a pensar en aprender a vivir sin aparatos electrónicos… También.