AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Alarma ante la actividad sísmica del volcán Teide, Tenerife (España)

4 de octubre de 2016

enjambre-sismico-tenerife-oct-2016.jpg

El Instituto de Vulcanología de las Islas Canarias (Involcan), ha informado acerca de un incremento en la actividad sísmica el pasado domingo.

Se registraron un total de 92 microseísmos en Adeje y Vilaflor, en la conocida isla turística de Tenerife, en espacio de tan solo cuatro horas. Uno de los seísmos llegó a 1,5 grados en la escala de Richter.

Desde Involcan han advertido que dar por sentado que este enjambre es el preludio de una erupción inminente es una conjetura demasiado atrevida, si bien otras fuentes plantean que su escasa profundidad bajo la superficie podría hacer que el volcán del Teide entre en erupción. Involcan ha trasladado un equipo científico al lugar para investigar este espantoso y anormal enjambre de movimientos sísmicos. Entre otras tareas, se tiene previsto medir los niveles de dióxido de carbono en la zona, lo que se considera un indicador temprano de la actividad sísmica volcánica que precede a una erupción.

Involcan ha informado a través de un comunicado que están registrando movimientos sísmicos importantes en la isla de Tenerife, y aunque en principio estos terremotos son de escasa magnitud, son consistentes con los que suelen tener lugar en los volcanes activos.

El número de terremotos es provisional, a la espera de un análisis de las señales volcánicas, pero han calificado este enjambre sísmico cuyo patrón es una alineación con dirección predominante NE-SW.

Según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), el domingo se registraron 92 microseísmos entre las 13:36 horas y las 17:58 horas, con características similares, pero solo uno superó los 1,5 grados en la escala de Richter. La mayoría con una profundidad que oscila entre los 7 y los 13 kilómetros, y principalmente bajo los términos municipales de Adeje y Vilaflor.

En cuanto a la información obtenida por Involcan sobre los gases o deformación del terreno, su portavoz ha pedido algo de tiempo para un correcto análisis de los mismos.

De cualquiera manera, se insiste en que todos los científicos especializados están siguiendo de forma permanente la evolución de este enjambre sísmico.

Otros expertos consideran al volcán como inestable, al mismo tiempo que los residentes muestran su preocupación por la situación. Su última erupción oficial data de 1909, pero en 2003 la actividad sísmica abrió una grieta en la zona noreste del volcán.

Involcan insiste en que la situación se encuentra bajo control y que el volcán está siendo constantemente monitoreado.

Al mismo tiempo, el investigador del Instituto Vulcanológico de Canarias ha recordado que, aunque no se puede asegurar que el volcán se encuentre en una fase pre-eruptiva, lo cierto es que la posibilidad de que se repita o reviva una erupción volcánica en las islas Canarias es de cada 40 años aproximadamente, por lo que la población debe estar concienciada y preparada para este tipo de fenómenos.