AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

La falla de San Andrés preparada para un gran terremoto (Estados Unidos)

16 de mayo de 2016

Según explicaba recientemente un destacado científico en terremotos en la Conferencia Nacional de Terremotos que ha tenido lugar en Long Beach, la sección del sur de California de la falla de San Andrés, se encuentra bloqueada, cargada, y preparada para registrar un gran terremoto.

En el sur de California, el último terremoto de gran magnitud que se produjo fue en 1857, cuando registró 7.9 grados en la escala de Richter, fracturando parte de una zona entre el condado de Monterrey y las montañas de San Gabriel, en Los Ángeles.Desde entonces, la falla se ha mostrado bastante calmada, probablemente demasiado calmada, según admitía el Director del Centro de Terremotos del Sur de California.

Para este científico, también hay otras secciones de la falla de San Andrés que ya han superado con creces la fecha en la que deberían haber registrado un gran terremoto. La falla no se ha movido de forma sustancial desde el terremoto de 1812 en la zona del condado de San Bernardino, al igual que en la zona de Salton Sea, donde todo ha estado más o menos en calma de 1680 a 1690.

Sin embargo, para los científicos existe un problema. Han observado que – en base al movimiento de las placas tectónicas – con el desplazamiento de la placa del Pacifico en dirección noroeste hacia la placa de América del Norte, los terremotos deberían liberar estrés cada 100 años. La placa de San Andreas aún no ha aliviado este estrés que se ha estado acumulando desde hace más de un siglo. Por ello, es importante que California se centre en la posibilidad de que se produzca un terremoto de grandes proporciones, uno tan fuerte como de magnitud 8 en la escala de Richter.

Este científico ha elogiado a las autoridades por las mejoras aplicadas en la construcción de los edificios, por el refuerzo de los sistemas de acueductos y de las redes de telecomunicaciones.

Un informe emitido por el USGS en 2008 advertía acerca de la posibilidad de que un gran terremoto en California pudiera causar 1.800 muertos, 50.000  heridos, y 200 billones de dólares en daños materiales, así como la interrupción de los servicios durante un tiempo amplio. Por ejemplo, el sistema de alcantarillado posiblemente no quedaría restablecido en unos seis meses.

Este tipo de terremotos pueden causar movimientos sísmicos de cerca de 2 minutos de duración, pudiendo llegar a ser más intenso en el valle Coachella, Inland Empire y valle Antelope, lanzando olas sísmicas, donde se encuentran atrapados los sedimentos, como en el valle de San Gabriel y en el Este de Los Ángeles.

Aunque la falla de San Andrés no llega directamente hasta Los Ángeles, se prevé que la ciudad se vea zarandeada con gran fuerza por un terremoto de gran intensidad en esta falla. Las simulaciones de terremotos de magnitud 7,8 en la falla de San Andrés, comenzando en Salton Sea y extendiéndose hacia las montañas de San Gabriel, mostraron olas sísmicas que afectaban a la ciudad de Los Ángeles.