AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Terremoto devastador y tsunami deja aisladas las zonas costeras del Pacífico Noreste

6 de junio de 2016

Un terremoto devastador y un tsunami han dejado aisladas todas las zonas costeras del Pacífico Noreste. Podrían causar la muerte de 15.000 personas en cuestión de 30 minutos… Se trata del escenario del mayor simulacro de terremotos en la historia de los Estados que tendrá lugar del 7 al 10 de junio de 2016, en el que se verán implicados los servicios de emergencia locales y estatales, así como los militares.

Se trata de comprobar la capacidad de respuesta de estos servicios en el momento en el que se produzca lo que probablemente sería el peor desastre natural del país.

El simulacro se ha denominado como “Cascadia Rising”, por la zona de Subducción de Cascadia, que comprende una falla de 966 kilómetros justo frente a la costa que empieza en la zona del Norte de California hasta la Columbia Británica.

Según ha explicado el Teniente Coronel de la Guardia Nacional Estatal de Washington, quien ha planificado el simulacro bajo la supervisión del FEMA, se trata del mayor ejercicio conjunto para la falla de Cascadia. Fuentes federales han calculado la participación de unas 20.000 personas, en representación de agencias federales, militares de los Estados Unidos, coordinadores de emergencias locales y estatales a lo largo del Noroeste del Pacífico, tribus de Americanos Nativos y funcionarios del servicio de emergencias de la Columbia Británica. El objetivo principal de esta actividad resulta en poner a prueba el trabajo en conjunto para minimizar la pérdida de vidas y de daños cuando un mega-terremoto rasgue toda la zona de subducción de Cascadia y desate un tsunami asesino.

Es imposible predecir cuándo tendrá lugar un nuevo terremoto monstruoso en la zona, pero hace más de 300 años que se viene acumulando tensión en toda la falla y los sismólogos afirman que podría romperse en cualquier momento.

La investigación demuestra que en enero del año 1700 en Japón, el devastador tsunami que afectó a la isla, procedió de la Zona de Subducción de Cascadia. Una región que, según los expertos, puede generar movimientos sísmicos de 9.0 grados en la escala de Richter cada 500 años, pero los grandes terremotos han estado separados en 200 años…Por lo tanto, podría tener lugar desde este preciso instante… Desgraciadamente, ahora mismo hay más de 8 millones de personas viviendo en la región que es vulnerable a la Zona de Subducción de Cascadia. Es decir, que contiene las zonas más pobladas del Pacífico Noroeste, incluyendo Seattle y Portland, así como la Interestatal 5, una de las autovías más transitadas del país. Las ciudades costeras son especialmente vulnerables. Los estudios han pronosticado que mientras que 1.100 personas morirían como consecuencia de un terremoto de 9.0 grados, 13.500 podrían morir por el tsunami que llegaría a la costa de 15 a 30 minutos más tarde.

En el documento escrito del escenario posible para preparar este simulacro, se calcula que la escala de pérdidas humanas en la costa podría abrumar a los recursos de los gobiernos locales. Ciudades enteras en la costa podrían desaparecer. Los hospitales podrían estar colapsados de trabajo o sufrir tanto daño que se verían incapacitados de atender a las víctimas. Puentes y carreteras a lo largo toda la región entre el Pacifico y las Cascadas, podrían estar destruidos, interrumpiendo la circulación por carretera, el suministro de alimentos y medicamentos, las comunicaciones… Edificios vitales podrían ver cómo su infraestructura se hunde por la liquefacción del suelo y los movimientos sísmicos…

Sin lugar a dudas, un escenario que a nadie le gustaría vivir.