AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

La nueva falla paralela a la de San Andrés (Estados Unidos)

14 de octubre de 2016

Pocos días después de que se registrara un enjambre de 200 pequeños seísmos en el mar de Salton, en el Sur de California, los científicos informaron haber descubierto una segunda línea de falla que discurre en paralelo a la masiva falla de San Andrés, una de las fallas más peligrosas del estado. Esta nueva falla parece ir a la derecha a lo largo de 56 kilómetros del mar de Salton, en el desierto de Colorado, hacia el oeste de la falla de San Andrés. Ahora que los sismólogos conocen su existencia, afirman que tendrán que volver a comprobar el riesgo sísmico de la zona de Los Ángeles.

Según el equipo del Laboratorio de Sismología de Nevada y el Scripps Institution of Oceanography, esta falla que no había sido identificada anteriormente, representa un peligro nuevo en la región y conlleva unas implicaciones para modelos de fallas y de predicción de movimientos del suelo, así como de los escenarios de rotura de la Falla de San Andrés.

Al parecer, esta nueva falla oculta no se encontró porque se encontraba sumergida bajo el mar de Salton, un lago salado que se formó como resultado de toda la actividad tectónica de la zona.

El equipo ha tenido que utilizar datos sísmicos multicanal, sismómetros del fondo marino, y un método de investigación por detección de luz (LiDAR), para poder hacer un mapa específico.

Para los científicos, el hecho de que ahora saben de la existencia de una falla más en paralelo a la Falla de San Andrés, no significa que sea más probable que se registre un terremoto, sino que explica la actividad sísmica que ha tenido la región últimamente.

Se sabe que esta nueva falla habrá acumulado algo de tensión procedente del sistema de la falla de San Andrés, y, debido al hecho de que no ha registrado ningún terremoto en el pasado, resulta difícil determinar si interactúa con la de San Andrés. Algo que por supuesto no resulta reconfortante para los residentes en la región, pues podría indicar que también está “a punto”.  Pero, esperemos que este nuevo conocimiento pueda ser útil a los sismólogos y puedan predecir lo que sucederá.