AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Devastador terremoto en Sumatra (Indonesia)

8 de diciembre de 2016

El número de muertos aumenta cada minuto, como consecuencia del fuerte terremoto que se ha registrado frente a Banda Aceh, en la isla de Sumatra, en Indonesia, según han confirmado fuentes oficiales. Por el momento, al menos 100 personas han perdido la vida, mientras que miles han resultado heridas y 1 se encuentra desaparecida.

El terremoto, de 6,5 grados en la escala de Richter, se produjo a escasa profundidad afectando al distrito de Pidie, una región donde predominan los musulmanes, y donde a esas horas se preparaban para la oración matinal. La ciudad de Meureudu estaba abarrotada, así como sus mezquitas y tiendas.

No se ha activado ninguna alerta de tsunami.

El Jefe de la Agencia local de Emergencia, ha informado que el único hospital del distrito no da abasto por el número de heridos que tienen. Están tratando a los pacientes en la hierba, en el exterior. Muchos, ni siquiera quieren entrar en el edificio por miedo a las réplicas. Por lo que han tenido que instalar camas fuera. Otro hospital regional presenta daños estructurales importantes, así como colegios.

Una testigo afirmó que la gente deambulaba por las calles, sin saber dónde ir, porque sus casas habían quedado destruidas y porque temían las réplicas. Muchos huyeron a zonas elevadas, temerosos de que llegara un tsunami.

Numerosas tiendas y casas se han derrumbado atrapando a sus ocupantes bajo los escombros. Las escasas imágenes que están llegando, muestran casas derrumbadas, mezquitas dañadas y coches aplastados como chatarra.

Se están llevando a cabo operaciones de rescate para intentar encontrar a las personas que podrían permanecer atrapadas bajo los escombros, utilizando maquinaria pesada para retirarlos, así como detectores de vida para intentar encontrar supervivientes. Según la agencia Nacional de Desastres son escáneres que detectan la presencia de persona, estén vivas o no.

Más de 100 soldados y unos 900 policías han sido desplazados para preparar refugios y puntos de evacuación en las zonas más afectadas, mientras que Australia se ha ofrecido para ayudar. Y es que el tiempo actúa contra la posibilidad de seguir encontrando supervivientes bajo los escombros, en una zona devastada por el seísmo y donde no hay suministro eléctrico.