AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

La costa este del Reino Unido en peligro por una marea alta histórica

14 de enero de 2017

tsunami-reino-unido

Miles de personas, que residen en la costa este de Inglaterra, estaban siendo alertadas para que abandonaran sus casas ante la llegada de inundaciones extremas, cuando algunas poblaciones ya estaban empezando a sufrir inundaciones. La Agencia de Medio Ambiente advertía acerca de la llegada de peligrosas olas, que arrastraban grandes rocas y una enorme subida de la marea. Y es que una espectacular subida de la marea, que algunos han llegado a comparar con un tsunami, ha inundado algunas zonas de la costa noreste de Inglaterra, activando todas las alertas, incluso en Londres.

Más de 4.500 personas de Jaywick, en Essex, tuvieron que abandonar sus casas debido a que sus propiedades se encontraban en una zona de alto riesgo, probable de quedar inundada bajo 3 metros de agua.

Unas 200 tropas tuvieron que asistir en la evacuación de las casas en Great Yarmouth.

Las llamadas de emergencia de distintas poblaciones comenzaron a llegar informando que se estaban viendo inundados por paredes de agua.

En cuestión de minutos, como han confirmado fuentes de la Guardia Costera, la población de Hornsea se veía anegada quedando numerosas casas bajo 6 pies de agua.

La ciudad de Hull Marina se vio inundada tras el desbordamiento del río, y Whitby y Yorkshire, confirmaron inundaciones importantes.

Las ciudades de Yorkshire, Lincolnshire, Norfolk, Tyne y Wear, Essex, Suffolk, y otras regiones, activaron los protocolos de emergencia.

En estos momentos, la subida de la marea se está desplazando hacia el sur. Afortunadamente, parece que las ciudades y poblaciones de la costa este se han escapado a inundaciones importantes, debido a un cambio en el viento que, en el último momento, ha evitado que tuviera lugar una subida de la marea histórica. 

Las 5.000 casas evacuadas en Great Yarmouth, en Norfolk, han evitado daños por el agua y se han desactivado las alertas por inundaciones extremas, aunque todavía permanecen 148 alertas y advertencias vigentes.

Los residentes de la costa de Suffolk ya han podido regresar a sus casas, mientras que la Agencia de Medio Ambiente ha informado que los eventos no han transcurrido tan mal como se esperaba, por lo que se han evitado daños mayores.