AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Bienvenidas las medidas que evitarán más accidentes aéreos

13 de noviembre de 2015

Bienvenidas las medidas que evitarán más accidentes aéreos

Según los últimos acontecimientos, todo parece indicar que algunos gobiernos a raíz del accidente del avión A321 sobre el Sinaí – aunque no reconozcan la aproximación del Planeta X o el reverso de los polos – han tomado medidas para evitar que puedan producirse más accidentes aéreos.

Las razones que han proporcionado para justificar los desvíos o prohibiciones de vuelos son variadas, ya sea porque dicen que existe un riesgo de ataque terrorista, porque las compañías aéreas no ofrecen la protección suficiente, por fallos informáticos, apagones de radares… Pero, la cuestión es que se evitará un riesgo innecesario para las personas.

Rusia, el Reino Unido y otros países, han prohibido los vuelos en la zona del Sinaí donde se produjo el accidente aéreo del Airbus ruso. Miles de pasajeros quedaron en tierra en Sharm el-Sheikh, siendo desalojados prácticamente sin su equipaje.

El Presidente de Rusia, siguiendo el asesoramiento del FSB también ha suspendido todos los vuelos comerciales rusos a Egipto hasta que la investigación determine las causas del accidente aéreo.

Al mismo tiempo, Rusia ha prohibido los vuelos a Turquía y Túnez. Miembros del Consejo de la Federación Rusa, en la cámara alta del parlamento de Rusia, se han pronunciado a favor de la prohibición de prohibir los vuelos a Turquía y Túnez, además de a Egipto.

Según han explicado, por el momento, la seguridad en Turquía y Túnez deja mucho que desear, por lo que consideran adecuada la suspensión de los vuelos hacia estos dos países, además de a Egipto.

Por su parte, el viernes, 6 de noviembre de 2015, Rusia suspendía los vuelos a Egipto después del

accidente aéreo del vuelo en el Sinaí el 31 de octubre de 2015, como mínimo durante varios meses.

Si bien se ha pasado por alto que el A321 giró para cruzar el Sinaí en dirección a El Cairo debido a los problemas mecánicos de los que había informado, se ha explicado que había reducido su velocidad, debido a una explosión a bordo por una bomba terrorista. Sin embargo, a pesar de que no se ha encontrado ningún resto de bomba entre los restos del aparato, se anunció esta posibilidad con precipitación.

No obstante, no importa las justificaciones que se faciliten al público siempre que el resultado final sea conseguir una mayor seguridad en el aire, por lo que es de agradecer que se eviten los vuelos sobre regiones peligrosas donde los Pulsos Electromagnéticos pueden provocar la muerte de los pasajeros de un avión. Por ejemplo, en Suecia se tomaron medidas muy positivas cuando los aviones comenzaron a desaparecer del radar a mediados de 2014 sobre el río Danubio y durante varios días. Suecia detuvo rápidamente los vuelos que iban y venían hasta que los problemas de radar cesaron. Por supuesto, le echaron la culpa al Sol, y la tormenta solar solamente podía afectar a Suecia, pero lo importante de esto es que se evitaron accidentes aéreos.

Al principio del mes de noviembre de 2015, fuentes oficiales de Suecia informaron que los sistemas de control aéreo se habían visto fuera de servicio por una tormenta solar, obligando al cierre del espacio aéreo sobre el país durante más de una hora. Aviación Civil de Suecia informaba que las anomalías creadas en el campo magnético de la Tierra causadas por una tormenta solar, habían alterado los sistemas de control del tráfico aéreo afectando las instalaciones de radar en el sur de Suecia. Los países cercanos no informaron de ningún problema similar, sin embargo, según un portavoz de la agencia de Suecia, los aviones habían desaparecido de los radares en las torres de control del tráfico aéreo en Suecia durante el apagón, que duró aproximadamente una hora hasta las 17:30 horas (hora local). Y, aunque desconocían por qué el impactó había sido tan grave, tomaron medidas de inmediato.

Suecia alega pues problemas con sus radares, y otros países utilizan otras justificaciones, pero dejando aparte las excusas, lo importante es que los aviones no deberían volar sobre aguas en una zona de estiramiento, donde se encuentran Escandinava a través de Kazajstán, el Canal del Reino Unido, el amplio Mediterráneo y la zona del Sinaí.

Ahora, los vuelos sobre aguas peligrosas a ambos lados de la península del Sinaí, que se está viendo desgarrada a ambos lados durante el movimiento del continente Africano, se ven obligados a volar sobre tierra. Otro paso en la dirección correcta.

El aeropuerto de Los Ángeles ha prohibido los vuelos que procedan o vuelen sobre el océano. Según se ha podido observar en la captura de un video, los cambios magnéticos cambian de dirección en cuestión de segundos. Una misteriosa actividad militar sin precedentes al oeste del aeropuerto Internacional de Los Ángeles está obligando al aeropuerto a desviar temporalmente las salidas y llegadas nocturnas. LAX ha empezado a desviar los vuelos tras ser informada por la Administración Federal de Aviación de que el espacio aéreo militar al oeste del aeropuerto estaría operativo durante una semana. El aeropuerto ha informado que los desvíos seguirán hasta el 12 de noviembre. Para ello, las rutas de los vuelos del aeropuerto de Los Ángeles, serán desviados desde la medianoche hasta las 06:30 horas. Los militares no han informado exactamente la causa de estas maniobras, pero afirman que forman parte de unos ejercicios de entrenamiento diseñados para asegurar la capacidad militar de operar en medios urbanos y preparar las fuerzas armadas para despliegues marítimos futuros. Lo que están haciendo realmente es todo un misterio.

Con apenas aviso, el aeropuerto Internacional de Los Ángeles de repente se encuentra cerrado por ejercicios militares secretos. Probablemente no será por el lanzamiento de cohetes pues podría hacerse en otras zonas. Se han observado luces extrañas que se mueven en una dirección y después en otra, rápidamente, imposibles para un cohete. Con giros de 90 grados en el aire. En 2009, en Noruega, pudieron observarse remolinos en el cielo. Ahora también en California, vistos desde Arizona y el sur de Nuevo México.

¿Por qué han prohibido la entrada de vuelos desde el Pacífico? Obviamente se trata de una medida de seguridad, igual que las tomadas por Rusia, el Reino Unido y otros países cuando han limitado o detenido que los vuelos pasen cerca del Sinaí, o Suecia cerrando su espacio aéreo cuando sufren problemas en el radar.

El aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) ya se había visto afectado por un pulso electromagnético con anterioridad, el 30 de abril de 2014, cuando su sistema de control de vuelos se vio afectado con numerosos mensajes de error en el sistema. En todos los casos, se manejaron excusas de todo tipo, para evitar admitir los hechos.

Lo cierto es que los aviones no deben volar sobre el agua donde la roca se encuentra bajo presión y en riesgo de sufrir pulsos electromagnéticos debido al arco del estiramiento electrónico en la roca por la carga cargada de Niburu.

El continente americano se está viendo empujado en un arco, con el centro de ese arco cerca de San Diego, por lo tanto la compresión en la roca subterránea es más intensa en esta zona. Donde se tensa la zona externa del arco, en la costa Este, también existe una gran tensión que está causando la aparición de socavones a lo largo de la costa Este. Además, se puede verificar por la elevada cantidad de movimientos sísmicos que están teniendo lugar en la zona, por ejemplo en Oklahoma.

Por lo tanto, algunos gobiernos de países distintos cuyas compañías aéreas podrían verse afectadas por los pulsos electromagnéticos de la cola cargada de Nibiru han tomado medidas para limitar los accidentes aéreos mortales. Entre las justificaciones: suicidios de los pilotos, errores de los pilotos, clima extremo, tormentas solares, ataques terroristas, fallos informáticos, etc.

Probablemente será la NASA quien les informe sobre los pulsos electromagnéticos para posteriormente culpar al Sol de los mismos. Pero, no importa las causas que aleguen para ello, lo importante es que no dejen que esos aviones vuelen por esas zonas tan peligrosas.