AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

¿Está preparad@ para una interrupción eléctrica y electrónica?

18 de agosto de 2016

Hoy en día, las señales de GPS se utilizan prácticamente para todas las tecnologías. ¿Se imagina lo que supondría una interrupción de la señal?

En el caso de que la señal del GPS se interrumpiese de forma breve, o por incluso más tiempo, en una zona pequeña, afectaría al servicio de telefónica móvil, sistemas financieros, redes de ordenadores, sistemas de emergencia por radio, así como a cualquier tipo de transporte.  En los Estados Unidos, según un informe reciente, sería catastrófico (¿Y en qué país del mundo moderno no tendría este mismo efecto?)

Si se hubiese producido por un Pulso Electromagnético, puede contar con que todos los equipos eléctricos y electrónicos dejarían de funcionar. Por poner un ejemplo: todos los coches eléctricos y/o con sistemas electrónicos, dejarían de funcionar de inmediato quedando abandonados en las calles y carreteras. Sí, estamos hablando de su coche. ¿Cómo cree que se enciende su motor y funciona el vehículo? Pues con un sistema electrónico o eléctrico. Con un fallo en el GPS a nivel global, una interrupción de los sistemas eléctricos y electrónicos, por mucho que gire la llave en el contacto, el coche no arrancará…Es más, le dejará tirado allí donde se encuentre en el momento en el que se vea interrumpido su funcionamiento.

Parece una película de terror. Un escenario de ciencia ficción. Sin embargo, no solo se trata de una posibilidad, sino que es muy probable que suceda, y mucho antes de lo que nos imaginamos.

Todos los días tienen lugar apagones de telefonía y de suministro eléctrico en el mundo, algunas por razones desconocidas. Sin embargo, la noticia no alcanza los medios informativos habituales a pesar de que en ocasiones afectan a una zona amplia de la población.

La telefonía móvil se ha visto interrumpida recientemente en zonas como en Canadá o en los Estados Unidos, afectando a áreas amplias. Por ejemplo, un servicio de telefonía móvil (Bell), de amplia cobertura en Canadá y Estados Unidos, informa acerca de sus interrupciones a través de una web: http://canadianoutages.com/status/bell/map No hace mucho, se pudieron observar problemas en la telefonía móvil afectando a Toronto, Ottawa, Mississauga, Maple, Edmonton, Hamilton, Burlington, Guelph y Brampton. Pero, los Estados Unidos de América tampoco se quedan atrás. Recientemente, un fallo en el servicio de telefonía móvil afectaba a Milwaukee, Janesville, Chicago, Madison, Beloit, Baton Rouge, Houston, Columbia, Watertown y Monroe.

En 1977, se produjo un apagón eléctrico maviso en la ciudad de Nueva York, después de que un rayo alcanzara una subestación eléctrica en el río Hudson. La cadena de eventos que se produjeron a partir de este incidente, provocó que toda la zona se quedara sin electricidad. La falta de luz hizo posible que se produjeran numerosos disturbios, más de 1.000 incendios provocados, 1.600 supermercados sufrieron robos, y las autoridades tuvieron que detener a más de 4.500 personas. Al mismo tiempo, 550 agentes resultaron heridos. Y eso que la luz solo estuvo interrumpida durante 25 horas y en un área en concreto.

El Secretario de Defensa de los Estados Unidos, ha admitido que odia el GPS y que quiere desconectar todo lo militar de este sistema, que considera un solo punto del que depende una infraestructura crítica.

En el año 2004, una orden Presidencial en los Estados Unidos, revalidada en 2009, ordenaba la creación de un sistema complementario y copias de seguridad para los GPS. En el año 2008, el Departamento de Homeland Security anunció que cambiarían el sistema Loran-C al nuevo sistema eLoran, sin embargo, esto no se hizo nunca.

En 2015, los secretarios del Diputado de Defensa y Transportes explicaron a los miembros del Congreso que la administración iba a construir el sistema eLoran y un sistema de navegación. Establecer esta red evitaría los problemas de interrupción en el sistema GPS asegurando la navegación y las señales horarias en toda América. Pero, la acción en este sentido está siendo muy lenta.

La Administración de los Estados Unidos admite que el GPS es un problema y que hay que tomar medidas para solucionarlo. Con más de 12 años de demora desde que un Presidente ordenó la solución, ya no hay razones para demorarlo más tiempo.

Prácticamente todos los programas y tecnologías necesitan un sistema complementario y una copia de seguridad para el sistema GPS, incluyendo el sistema de control de tráfico aéreo, satélites, etc.

En enero, el sistema de Vigilancia Automática, de la Administración Federal de Aviación tuvo un problema en su sistema de control del tráfico aéreo que supuso fallos durante 13 horas, por un error de 13,7 microsegundos en el GPS de transmisión de la hora.

Resulta fácil vivir nuestra vida diaria y olvidarnos de lo importante que es el GPS. No solo es un Sistema de Posicionamiento Global. No, es mucho más que eso.

Gracias al GPS podemos enviar y recibir mensajes de forma instantánea a lo largo de distancias continentales, conducir con seguridad por lugares que desconocemos, confiar en los pilotos que aterrizan los aviones en sus lugares de destino debido al GPS, sacar dinero de los cajeros automáticos…

Los satélites se encuentran sincronizados con relojes atómicos, que miden el tiempo de forma correcta hasta los nanosegundos. Sincronizados a su vez a nivel global con la hora Universal. Actuando como posicionamiento y tiempo, el GPS se ha convertido en un sistema completamente irremplazable para las operaciones internacionales: transacciones bancarias, ejercicios militares y análisis meteorológicos, entre otras muchas funciones.

El colapso completo del GPS posiblemente se considere un escenario improbable, pero no estaría de más pensar en lo que supondría un fallo de este sistema del que tanto dependemos. Así que, ¿y si realmente se produjera un fallo?

En 1859, durante una tormenta solar conocida como Evento Carrington, provocado por las anomalías geomagnéticas severas en la Tierra, se pudieron ver las Luces Boreales incluso en Cuba y Honolulu… Si tuviera lugar algo parecido hoy en día. Con la tecnología que tenemos y la dependencia total en la que nos envuelve el GPS… Una tormenta solar de estas características nos haría regresar a la época de las cavernas.

Y es que hay poco en lo que apoyarse en el caso de que se produzca una interrupción del GSP a nivel global. Europa y China tienen previsto lanzar sistemas en el año 2020, pero los escépticos piensan que se ha hecho poco para superar nuestra debilidad internacional con el tema del GPS.

Las consecuencias de una pérdida del GPS serían devastadoras porque también nos quedaríamos sin energía eléctrica, sin servicio de comunicaciones, sin televisión, sin pronósticos meteorológicos… Y no piense que podría seguir entretenido cazando Pokémon Go, porque tampoco podría.

El bamboleo de la Tierra está afectando al posicionamiento de los satélites del GPS. La altitud se determina mediante la red de satélites de GPS, que se supone actúan por geoestestacionamiento. Cuando la distancia a un lugar en la Tierra cambia debido al bamboleo, por ejemplo, aumentando su distancia, entonces la red del GPS asume que hay una altitud menor.

A pesar de que se han invertido algunos billones en mejorar la red eléctrica, siguen produciéndose apagones eléctricos por razones varias, como por ejemplo el clima. El clima extremo y el clima espacial son un estrés continuo y un peligro real para nuestra red eléctrica. Y, a menos que las cosas cambien, fallara. El problema es que desconocemos “cuándo” y “por cuánto tiempo”.

En cuanto al “por cuánto tiempo”, es muy posible que sea por mucho tiempo, lo que podría causar problemas masivos como falta de alimentos, muertes por calor (si se produce en verano) o por frío (si resulta en invierno), todo quedaría paralizado, internet, las líneas aéreas, y la mayoría de los sistemas de comunicaciones.

La interrupción de los satélites, en algún momento durante el reverso de los polos, se producirá por un pulso electromagnético, aumento de meteoritos y por el polvo rojo que cae de la cola del Planeta X, así como por el bamboleo de nuestro planeta.

Ha llegado el momento de pensar un poco con seriedad y analizar la situación en frío. Imagine qué sucedería si no funcionara el GPS y tampoco tuviéramos suministro eléctrico. ¿Se ha parado a pensar en todo lo que dejaría de funcionar? Mire a su alrededor por un momento…

¿Está preparad@ para afrontar una interrupción del GPS por la que que todo lo eléctrico y electrónico deje de funcionar? ¿Cree que sí? Entonces, ¿por cuánto tiempo? ¿Unas horas, un día, varios días, semanas, meses, un año…?

Posiblemente haya llegado el momento de empezar a prepararse. ¿Por qué ahora mismo? Porque cuando se produzca, ya será tarde para hacerlo.

Invitamos a todos nuestros lectores a descargarse gratuitamente nuestro: “Plan de Preparación de Emergencias” http://www.alertatierra.com/reverso-de-los-polos/sobrevivir-al-reverso-de-los-polos/plan-de-emergencia