AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

¿Qué pudo causar el accidente aéreo en Sochi, Rusia?

29 de diciembre de 2016

accidente-aereo-rusia-sochi

El vuelo Tu-154 desapareció del radar y cayó en el mar Negro tan solo un par de minutos después de despegar del aeropuerto de Sochi. El avión volaba desde Sochi hacia Latakia, en Siria.

Las autoridades están tardando en proporcionar una explicación convincente para este accidente aéreo, a pesar de que la caja negra se encontró a 17 metros de profundidad en el mar.

Por el momento, las pruebas parecen descartar que fuera debido al clima, ya que hacía buen tiempo; tampoco que fuera un error del piloto o un simple fallo técnico, ya que fallaron demasiados equipos electrónicos de forma simultánea solo dos minutos después de despegar del aeropuerto.

En un fragmento de las conversaciones mantenidas entre el piloto y la torre de control se pueden escuchar las últimas palabras del piloto que grita confirmando que los flaps han dejado de funcionar y que el avión se cae.

El 27 de diciembre de 2016, expertos rusos abogan por un ataque electrónico por radio como causa del derribo del avión ruso en el mar Negro.

Por lo tanto, parece que de algún modo, empieza a circular la posibilidad de un problema electrónico a bordo del aparato.

La placa Euroasiática se encuentra bajo una gran tensión. Los episodios de accidentes por pulsos electromagnéticos han tenido lugar de forma regular en Europa, y la placa Euroasiática se está desgarrando a través de Persia hacia el Este de los Montes Urales. Están apareciendo socavones y grietas y trenes están descarrilando, desde las zonas del Mar Negro y el Caspio hacia el Este y el Tíbet.

Volar sobre agua, cuando está situada sobre una zona de estiramiento de placas, es peligroso. Si además, se vuela sobre un borde de placa o de falla, resulta todavía más peligroso.

Sobre el Danubio han desaparecido docenas de aviones del radar. El avión de Germanwings 4U 9525 voló a los Alpes tras venir del Mediterráneo. El avión ruso 7K 9268 se estrelló en el Sinaí, cuando salía del golfo de Ácaba. Y el avión egipcio MS 804 cayó en el Mediterráneo cuando volaba a lo largo del borde de la placa Africana.

Y ahora, el avión ruso, RFF7091, que  giraba del Mar Negro de nuevo a las montañas para llegar a Irán y Siria. Su camino está muy claro si se mira el mapa. Justo al Este de Sochi hay una línea de fractura de falla entre ambas cadenas montañosas. Al Norte se encuentran las Montañas del Gran Cáucaso y al Sur las Montañas del Bajo Cáucaso. Estas cordilleras se han separado en el pasado. En mitad de un estrechamiento, mientras se vuela sobre el agua, le alcanzó un pulso electromagnético, como muestran las comunicaciones por radio y el fallo electrónico total del aparato.

Otra tragedia que posiblemente haya sido debida a un pulso electromagnético. Desgraciadamente, como hemos venido informando, no se trata de un fenómeno puntual sino que irá en aumento.

Parece que últimamente son muchos los pilotos que cometen errores fatales, a pesar de tener un gran currículo de horas de vuelo y experiencia. ¿Acaso todos eran tan irresponsables que pusieron su vida y la de sus pasajeros en peligro por un error suyo? Ahora puede que algunos gobiernos estén empezando a pensar en otras teorías y explicaciones para los numerosos accidentes aéreos que se están produciendo y que están por venir. Las mismas versiones pueden empezar a hacer sospechar, por lo tanto, es probable que las versiones vayan alternando para evitar admitir las razones reales del fallo de todos los componentes electrónicos a bordo de los aviones y el pánico que podría generar.