AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Temperaturas máximas globales por la oscilación de la Tierra

31 de julio de 2016

La oscilación de la Tierra sigue llamando la atención de la población debido a los extremos climáticos que está provocando y, aunque le echan la culpa al Calentamiento Global, ya es un hecho que el Sol no se encuentra donde debería estar, y que el obvio alineamiento de las temperaturas globales, afines a la oscilación, lo desacredita.

¿Acaso el Calentamiento Global ha provocado que el Sol salga durante dos horas a medianoche en Selawik, Alaska, cuando se supone que no debería verse sobre el horizonte? Pues fue un hecho documentado que tuvo lugar en 2010.

Los Inuit han confirmado que el Sol no se levanta donde solía hacerlo y que ahora sus días son más largos para cazar. Que el Sol se encuentra más alto de lo habitual y que calienta más rápido que antes. Los ancianos entrevistados en el norte de la región coinciden en lo mismo, que su cielo ha cambiado. Las estrellas, el Sol y la Luna ya no están donde estaban antes, por lo que ha afectado cambiando las temperaturas, e incluso cambiando la orientación en la que sopla el viento, por lo que resulta muy difícil predecir el clima. Para los ancianos Inuit, la Tierra se ha movido, oscilado o inclinado hacia el Norte.

Y el clima sigue de nuevo acaparando portadas en las noticias, debido al extremo calor en los Estados Unidos, Canadá, Europa, oeste de Rusia, e incluso en países del Oriente. Por otra parte, en el este de Canadá y en el extremo Este de Rusia, las temperaturas son más agradables de lo esperado. Se trata de una representación de lo que podemos esperar cuando la oscilación de la Tierra sea mayor.

Según han informado desde el NOAA y la NASA, el mes de junio de 2016, ha sido el mes más cálido en la historia de nuestro planeta. Y todo parece apuntar a que seguimos batiendo cifras históricas porque el mes de julio ha seguido con temperaturas muy altas.

Las temperaturas medias globales en junio fueron 0,9ºC más cálidas que la media del siglo XX.

La NASA ha explicado que 2016, hasta la fecha, ha sido un año histórico en cuanto a temperaturas globales, pero que las temperaturas históricas más altas han sido en el Ártico, ya que durante los últimos seis meses, han sido incluso más extremas. Patrones inusuales de calor también han provocado un récord en cuanto a menos hielo oceánico.

Los científicos han mostrado su preocupación en cuanto al ritmo de calentamiento de nuestro planeta. Astrid Caldas, científico climático de la Unión de Científicos Preocupados, ha destacado que la mayoría de los científicos climáticos están sorprendidos por la velocidad en la que están teniendo lugar estos cambios.

El mapa del clima mundial sigue documentando la oscilación diaria de la Tierra, mostrando un calor anormal en el sudoeste del continente norteamericano hasta Alaska, así como un calor anormal en Europa. Ambas regiones se encuentran bajo el sol ecuatorial debido a la oscilación, debido a la inclinación hacia la izquierda y luego hacia la derecha. Existe un equilibrio distintivo de manchas frías en medio. Las provincias del Este de Canadá y la región por encima de la Bahía Hudson reciben menos luz solar debido a esta oscilación hacia un lado y luego hacia el otro. El extremo Este de Rusia y las regiones de Siberia sobre China, por supuesto, están siendo empujadas hacia el frío por el Empuje Polar diario, cuando el Polo Norte de Nibiru empuja el Polo Norte magnético de la Tierra.

Hasta las Últimas Semanas antes del Reverso de los Polos, la oscilación de la Tierra irá a peor. Habrá cambios ocasionales e inclinaciones temporales. Habrá momentos en los que el Polo Norte de la Tierra apunte más directamente hacia el Sol y la Tierra se sitúe fuera de las líneas magnéticas del Sol, aunque serán breves y no deben considerarse como el inicio de la fase anterior al Reverso de los Polos. Lo que aumentará es una inclinación a la izquierda, donde el deslizamiento de la Tierra hacia la izquierda y hacia la derecha será más extremo de modo que el Sol caliente todas las latitudes por igual. Todas estas maniobras serán fácilmente determinables por la ubicación del Sol. Para la Tierra, los extremos climáticos serán una certeza en el futuro.