AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Omaba ordena prepararse para una gran tormenta solar – 1ª parte

16 de octubre de 2016

orden-ejecutiva-eeuu-octubre-2016

El presidente de los Estados Unidos de América, Barak Obama, acaba de firmar una Orden Ejecutiva el 13 de octubre de 2016, con el fin de coordinar los preparativos del país para prepararse ante Eventos de Clima Espacial.

En un comunicado, emitido desde la Casa Blanca, Barak Obama ha informado que todas las autoridades y dependencias del gobierno de los Estados Unidos, así como hospitales y empresas que den servicios estratégicos deben estar preparadas en un plazo de 120 días para una hipotética gran tormenta solar.

Según el mandatorio estadounidense, ante una gran tormenta solar podría colapsarse la red de energía eléctrica, afectando a servicios de salud, de transporte y de abastecimiento de agua. El evento, según ha explicado, podría traducirse como una gran erupción solar. Pero, como añade, un evento extremo podría hacer mucho más daño y resultar catastrófico.

En la medida de lo permitido por la ley, Barak Omaba ordena al Secretario de Defensa a garantizar la

prestación oportuna de espacio operativo de observaciones meteorológicas, para apoyar la misión del Departamento de Defensa y socios de la coalición para proteger los sistemas de armas, operaciones militares y la propia seguridad del país.

Además, ha instruido al secretario del Interior a apoyar en la investigación, desarrollo e implementación de estrategias para comprender las variaciones del campo magnético de la Tierra asociados con las interacciones con el Sol.

Al mismo tiempo, ha dado indicaciones a los secretarios de Comercio, Energía, Seguridad Nacional, de Estado, del Interior, al administrador de la Aeronáutica del Espacio (NASA), al director de la Fundación Nacional de Ciencia, a trabajar en las propias áreas para estar listos ante la eventualidad y luego compartir información entre ellos.

Obama les ha dado 120 días, hasta el 10 de febrero de 2017, para que todos los asignados cumplan la orden, contando con un plan para predecir y detectar eventos interestelares, alertar al público, proteger la infraestructura crítica y recuperarse de los daños. Y, específicamente a la Secretaría de Energía, para contar con la estrategia para proteger la red eléctrica de perturbaciones electromagnéticas.

Según ha explicado Obama, dentro de los 120 siguientes a la fecha de esta orden, los jefes de los organismos sectoriales que supervisan las funciones de infraestructura de línea de vida críticos definidos por el Plan Nacional de Protección de Infraestructuras de 2013, incluidas las comunicaciones, energía, transporte, agua, y sistemas de aguas residuales, así como los reactores nucleares, materiales y residuos del sector, evaluará su autoridad y reglamentaria, y los límites de esa autoridad, para dirigir, suspender o controlar las operaciones críticas de la infraestructura, las funciones y los servicios antes, durante, y después de un evento de clima espacial. Los jefes de cada organismo específico del sector deben proporcionar un resumen de estas evaluaciones a la Subcomisión.

Con esta nueva normativa, la política de los Estados Unidos es la de prepararse para los eventos de clima espacial y reducir así al mínimo el grado de pérdida económica y las penurias por las que puedan pasar las personas. En 1989, un transformador en Nueva Jersey quedó inutilizado dejando a 6 millones de personas sin luz en la provincia de Quebec (Canadá), a causa de una eyección de plasma solar. En 1959, se produjo el famoso evento Carrington, que dejó fuera de servicio el telégrafo de la época mientras el cielo se llenaba de auroras hasta el sur de Cuba. De suceder ahora algo similar, fallarían muchas cosas; por ejemplo, el GPS, los satélites, la red eléctrica…

La Orden Ejecutiva obliga al Gobierno Federal a tener la capacidad de predecir y detectar un evento de clima espacial; disponer de los planes y programas necesarios para alertar a los sectores públicos y privados, con objeto de permitir las acciones de mitigación  para un evento de clima espacial inminente; la protección y los planes de mitigación, protocolos y estándares necesarios para reducir los riesgos a la infraestructura crítica antes y durante una amenaza creíble; y la capacidad de responder y recuperarse de los efectos del clima espacial. Los Departamentos y Agencias Ejecutivas deben coordinar sus esfuerzos para prepararse para los eventos de clima espacial.

Los eventos de clima espacial, por ejemplo las erupciones solares, partículas solares energéticas, y las anomalías geomagnéticas, suelen suceder con regularidad, algunas con efectos medibles en los sistemas de infraestructuras críticas y tecnologías, como el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), las operaciones y comunicaciones vía satélite, la aviación, y  la red de energía eléctrica. Dentro de un plazo de 120 días, desde la firma de la Orden Ejecutiva, el Secretario de Energía, en consulta con el Secretario de Homeland Security, tendrán que desarrollar un plan para probar y evaluar todos los recursos disponibles para mitigar los efectos de las anomalías geomagnéticas en la red eléctrica a través del desarrollo de un programa piloto que despliegue estos recursos, in situ, en la red eléctrica.

Para explicar algo de estos recursos, podemos citar Utah, donde se están instalando cajas electromagnéticas en los alrededores de todas las subestaciones eléctricas, además de añadir verjas triples electrificadas.

Sin embargo, curiosamente, el Sol no está mostrando una actividad explosiva de grandes eventos, y tampoco se esperan tormentas solares potentes durante los próximos días, e incluso meses. Por lo tanto, ¿por qué tanta prisa en prepararse para afrontar eventos de clima espacial como tormentas solares extremas? ¿A qué clima espacial en concreto le están temiendo realmente?

Es necesario tener en cuenta que el clima espacial significa variaciones en los medios espaciales entre la Tierra y el Sol (así como en todo el Sistema Solar) que puedan afectar a las tecnologías en la Tierra y en el espacio. La fuente principal de clima espacial son los eventos solares, las partículas solares energéticas, las anomalías geomagnéticas…

Continuará mañana…