AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Alarmante deshielo de las placas de hielo del oeste de la Antártica

2 de diciembre de 2016

oeste-antartica-deshielo

Una placa de hielo en el oeste de la Antártica se está rompiendo desde el interior hacia afuera. Este importante descubrimiento ha sido publicado en una revista científica mostrando que el océano está deshelado el interior el Glaciar de Pine Island, que se calcula ocupa una superficie parecida a la de Texas.

grieta-antartica

Según ha informado el autor principal del estudio, la grieta parece haberse acelerado.

Se trata de la primera confirmación de algo que habían sospechado hace tiempo los glaciólogos. Muestra una debilidad  nueva en la placa de hielo, que podría extenderse mucho más arriba en el glaciar. Una muestra alarmante del camino que están tomando los acontecimientos.

Según los científicos, este retroceso del glaciar es especialmente importante porque resulta mucho más tierra adentro que cualquier otro previamente observado por los científicos. Además, demuestra que la región podría ser mucho más vulnerable de lo que habían pensado.

Si la Antártica no estuviera cubierta por el hielo, sería una serie de islas. Esto significa que la mayor parte del hielo de la región ya se encuentra sometida a una presión constante del océano, y conforme este movimiento separa el hielo que cubre la zona entre las distintas masas de tierra, es más probable que se produzcan grietas en los valles de la placa de hielo, donde el océano se encuentra más en contacto con el hielo.

Las corrientes frente a la Antártica son más cálidas y transportan un agua más salada que favorece el deshielo. La temperatura el mar es de unos 5ºC, lo que es bastante más cálido que la media de superficie de -20ºC. Esto deja el hielo vulnerable, porque alguno se encuentra sumergido y porque se ve expuesto al agua del mar cálido que lo rodea.

Se han observado fenómenos similares en Groenlandia, conforme se calienta el Ártico y el agua océano fluye por la base, provocando que el hielo se derrita.

El Glaciar de Pine Island y un glaciar cercano, de tamaño similar, son únicos porque bloquean el flujo de hielo al mar.

En un estudio aparte, publicado la semana pasada en la revista científica Nature, se sugiere que el deshielo del Glaciar de Pine Island comenzó en los años 40, como resultado de la actividad del fenómeno meteorológico conocido como El Niño.

La pérdida de masa del glaciar muestra que responde a los cambios en la temperatura oceánica que están teniendo lugar en todo el mundo, incluso en el Pacífico. Y, una vez que comienza el deshielo, continúa durante décadas.

Para los científicos, resulta crucial averiguar las causas que han provocado los cambios en el Glaciar de Pine Island.

La pérdida de hielo de esta parte del oeste de la Antártica ya está provocando un cambio significativo en la contribución del nivel global del mar, y es una de las predicciones más inciertas sobre la subida del nivel del mar a nivel global.

El deshielo de la Antártica tiene un resultado directo en las ciudades costeras de todo el planeta. Podría decirse que la Antártica actúa como una presa de contención, pero en lugar de contener agua, contiene hielo. La pérdida de hielo, el deshielo, aumenta el nivel del océano en el mundo y las ciudades se verán afectadas por crecientes inundaciones.

El año pasado, un enorme trozo del Glaciar de Pine Island se rompió y cayó al mar. Ahora, los científicos de la universidad del estado de Ohio han descubierto la causa del problema. Una gigantesca grieta que ha empezado a gran profundidad bajo la isla.

Nunca habían visto nada semejante, por lo que las expectativas de futuro para este Glaciar no son nada alentadoras. 

Si se separa la placa de hielo del oeste de la Antártica, no hay que olvidar que se trata de un contenedor que contiene la cantidad de agua suficiente como para aumentar el nivel del océano a nivel global de forma importante.

En este momento, la NASA ha advertido que incluso todo el mar de Amundsen parece encontrarse en un momento imparable. El evento proporciona un nuevo mecanismo para que las placas de hielo se separen rápidamente.

La pregunta ahora es cómo de rápido desaparecerá el hielo.

Es obvio, por los gráficos, que el bamboleo de la Tierra ha aumentado. En primer lugar, a pesar de que Siberia se encuentra en la misma latitud que el este de Canadá y Europa, existen diferencias amplias en cuanto a las temperaturas. Todo alrededor del Ártico parece estar dividido a la mitad de este camino en la actualidad. Hace tan solo unos meses, en julio, había regiones de calor y frío en el Hemisferio Norte divididas en cuatro partes, debido al empuje Polar y a la oscilación de vuelta de la Tierra, así como a la inclinación Izquierda y Derecha de nuestro planeta. Ahora, el aumento en el bamboleo ha creado una dualidad.

El Empuje Polar en el que el Polo Norte de la Tierra es empujado lejos del Polo Norte de Nibiru continúa creando temperaturas frías en Siberia, donde se encuentra el Polo Norte magnético de la Tierra. Esto, por su parte, también ha calentado la Antártica, que está obteniendo más luz solar. El retorno de la oscilación es más intenso, de forma que Europa y el este de Norteamérica también están recibiendo más luz solar, y por lo tanto el Ártico se deshiela. Lo que falta son las anomalías en la temperatura debido a la inclinación a la izquierda y a la derecha del planeta. Se han perdido en el movimiento más agresivo de ida y vuelta del Empuje Polar y de la vuelta de la oscilación del planeta.