AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Aceleramiento del bamboleo de la Tierra

15 de diciembre de 2016

aceleramiento

El bamboleo de la Tierra se ha acelerado. Puede verse en los mapas meteorológicos. La Corriente del Chorro está cruzando sobre el Polo Norte y está empujando viento de Siberia hacia el continente norteamericano. Sucede debido al empuje Polar, cuando el Polo Norte magnético de Nibiru le da un empujón al Polo Norte de la Tierra, una vez al día, cuando llega sobre el horizonte para enfrentarse a Nibiru. Esto es cuando el Pacífico se enfrenta al Sol. Este empujón hacia el Norte ha sido visto por los observadores en el sur de Australia, así como en la corriente de chorro y en la presión del aire y las tablas de las temperaturas. Los gráficos de presión atmosférica muestran que el empuje polar crea una burbuja de alta presión en el estrecho de Bering, entre Alaska y Rusia, que entonces fuerza el aire frío de Siberia hacia abajo sobre Norteamérica. Se trata de un suceso nuevo, reciente, y es totalmente debido a la oscilación diaria de la Tierra.

terremotos-aceleramiento

Según tenemos entendido, muchas personas que viven en Adelaida (en el sur de Australia), y que suelen estar pendientes de lo que sucede a su alrededor, están de acuerdo en que el Sol está saliendo más al Sur de lo que debería y que se pone más al sur que antes. Su conocimiento no puede demostrarse científicamente porque nunca llevaron una relación diaria de horarios y lugares de salida y puesta del Sol, pero según dicen, los rayos del Sol están llegando en sus casas y oficinas a lugares donde no lo había hecho antes.

Este aceleramiento también se puede comprobar en la frecuencia e intensidad de los terremotos. Tan solo esta última semana, el 8 de diciembre, tuvimos un terremoto posiblemente de magnitud 8.0 a lo largo de la línea de Falla de San Andrés, frente a la costa del norte de California, y dos horas más tarde, se registraba otro, incluso más intenso, en las islas Salomón. Ambos terremotos y sus réplicas en estas zonas hicieron que todos los sismógrafos de la Tierra empezaran a “sonar como una campana”, y participaron.

Definitivamente hemos puesto una marcha más en este proceso y se puede decir que existe un aceleramiento en el Bamboleo de la Tierra.