AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

¿Siente curiosidad por estos cambios tan drásticos en el clima?

16 de marzo de 2017

lluvias-alicante

Que hace poco estuvieran tomando el sol en la playa en bañador y que ahora sufran las peores lluvias torrenciales de su historia o que se vean incomunicados por la nieve, sin lugar a dudas ha logrado sorprender a muchos. Algunos pueblos han visto caer tanta nieve que en unas horas acumularon hasta 1 metro o más de nieve, mientras que en Alicante llovía lo que suele caer en 6 meses. Cayeron 137 litros por metro cuadrado cuando el promedio de marzo es de solo 23 litros.

Sin embargo, desgraciadamente, la mayoría no han mirado más allá para comprender el verdadero significado de este cambio climático tan repentino y extremo y se han dejado convencer por las explicaciones de los medios de comunicación habituales que siempre tienen la justificación perfecta. Al fin y al cabo, estamos en invierno, ¿verdad?

Pero, si bien es cierto que se trata de un cambio climático, es decir, un cambio en el clima, la causa del calentamiento global no está detrás de este cambio de estación tan drástico de tan solo unos días (o incluso horas para algunas zonas). Y, aunque probablemente la mayoría se habrán limitado a abrigarse más y a dejarse llevar por otros días de frío más del invierno, seguramente habrá personas que han sentido curiosidad por averiguar la causa de estos cambios.

Los almendros ya estaban en flor, algunas flores de la primavera aparecieron tímidamente, los pájaros ya hacían sus nidos y se apresuraban a prepararse para la llegada de su prole… Y, de repente, todo se congeló o se ahogó en el agua y el frío. ¿Es esto realmente normal o estamos viviendo algunos cambios demasiado drásticos y extremos?

¿Cómo es posible que se puedan disfrutar temperaturas totalmente veraniegas en pleno verano? ¿Cómo puede cambiar el tiempo tan rápidamente en cuestión de horas y empezar a nevar de forma copiosa, a helar, o a llover torrencialmente con vientos que parecen propios de huracanes?

La respuesta no está en que es invierno. El invierno siempre fue invierno, pero nunca registró unos cambios del clima tan drástico y severo en cuestión de horas. Una prueba adicional es que se han batido cifras históricas de lluvias, de nevadas, de temperaturas mínimas, de temperaturas máximas, de inundaciones…

Si se habla con personas del campo, los más sabios del lugar, responderán que no habían vivido nada semejante y que la naturaleza se está volviendo loca. Los árboles no saben qué hacer, si prepararse para dar sus frutos o seguir “invernando”. Las cosechas están en peligro porque primero parecía que habíamos llegado al verano y después se desplomaron los termómetros hasta provocar heladas y nevadas… Los pájaros han sufrido unos cambios tan bruscos que pensaban que tenían que anidar y ahora han vuelto a soportar condiciones extremas de frío, heladas, nieve o lluvias. Y así, muchos animales y plantas…

¿Y nosotros? Lo normal es encogerse de hombros y seguir nuestra rutina diaria. De hecho, pronto llegará la primavera y volveremos a disfrutar de un clima más cálido. ¿Para qué preocuparse? Pero, la verdad es que la Tierra nos está dando las pistas para que comprendamos hacia dónde nos encaminamos, que se avecinan cambios mucho mayores, que las estaciones dejarán de existir y que el clima podrá cambiar en cualquier momento del año de forma drástica… Porque ya hay señales, para los que quieran verlas y aceptarlas.

Estamos en el camino que nos conduce al reverso de los polos. No tenemos otra opción porque el sobrevuelo de Nibiru provocará este cambio en nuestro planeta. Y, sí. Podría decirse que se trata de un proceso cíclico. Solo que tiene lugar aproximadamente cada 3.600 años.