AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

¿Escasez de alimentos?

4 de mayo de 2017

Posiblemente habrán escuchado noticias sobre cosechas que han sufrido daños importantes o que se han perdido por completo. Por lo general, tendemos a pensar que las consecuencias más directas serán una subida de precio de los alimentos y, si bien es cierto, tampoco hay que olvidar no ver estos incidentes como aislados, sino como un todo, porque una de las consecuencias más importantes que suele pasar desapercibida es que la producción disminuye. Por lo tanto, además de la subida de precio, los alimentos que puedan comercializarse serán menos.

Las potentes tormentas que azotaron Arkansas (Estados Unidos), la semana pasada, acompañadas de fuertes vientos y lluvias intensas (y, ahora seguramente estarán pensando también en otros extremos climáticos que hayan sufrido zonas cercanas al lugar donde reside), no solo causaron víctimas mortales, daños materiales y pérdida de cosechas, sino que aproximadamente 100.000 acres de terreno plantado con arroz se vieron inundados.  Y esto sucedió poco después de sufrir unas tormentas de granizo importantes.

Las inundaciones masivas causadas por el desbordamiento de los ríos Current y Little Black en el oeste del condado de Clay, han inundado miles de acres de arroz y maíz. Una situación que seguramente obligará a tener que volver a plantar en muchos de los campos afectados.

En algunos condados, las inundaciones y la lluvia no solo inundaron los campos, sino que destruyeron y erosionaron los muros de contención, arrastrando los campos de arroz.

Cuando sucedió este fenómeno climático adverso inusual, los agricultores de Arkansas ya habían plantado aproximadamente el 90% de los cultivos. Ahora, permanecen bajo una cantidad de agua que bien podría ser profunda y en unas condiciones de las que se desconoce si podrán sobrevivir mucho tiempo o si ya se han perdido.

Lo más seguro es que si el agua no desaparece en unos siete días, todo quede perdido.

Algunos granjeros todavía tienen problemas para acceder a sus granjas y sus cultivos. Solo accesibles con un barco. Han sobrevolado la zona para evaluar los daños y se han sentido profundamente decepcionados ante la desoladora situación.

El agua no está drenando, no parece que vaya a abandonar la zona pronto, sino que por el contrario, podrían pasar semanas antes de que empiece a verse el verdadero alcance de los daños. Desgraciadamente, tampoco ha dejado de llover. Lo que tampoco ayuda a que pueda resolverse esta situación pronto.