AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Veinte horas nadando tras estrellarse su avión en el mar (Hawái)

3 de agosto de 2016

Dos pilotos han permanecido nadando durante 20 horas entre medusas, tiburones y un mar embravecido, después de que se estrellara su avión a 40 kilómetros de la costa de Hawái.

Este periplo ha tenido lugar el 13 de julio de 2016, cuando el avión de dos motores en el que viajaban dos pilotos de 23 y 26 años, se precipitaba en el mar.

Se trata de dos profesionales experimentados, de Mokulele Airlines. Cuando uno de los motores del aparato, falló, supieron qué hacer. Con el segundo propulsor, lanzaron una señal de socorro, hasta que se estrellaron a 40 kilómetros de la costa. Uno de ellos estaba herido.

Casi un mes después, han podido contar su historia con todo lujo de detalles, el miedo que pasaron al verse obligados a nadar, con una herida sangrante. Viendo cómo los helicópteros les sobrevolaban sin verlos, ya que las olas y el sol de la tarde dificultaban la visibilidad. Cómo uno de ellos tuvo que seguir nadando a pesar de que su chaleco salvavidas se rompió 30 minutos después de echarse al agua.

También explicaron que el cansancio les hizo mella, pero que se ayudaron el uno al otro. Que nadaron agarrados para ahorrar energía y que repararon parte del chaleco que todavía funcionaba.

Que por la noche le picaron las medusas y que temían ser atacados por tiburones, pero que no fue hasta horas después que apareció uno. Durante 15 minutos, el animal estuvo a dos o tres metros de ellos, rodeándoles.

Sintieron mucho frío, calambres en los músculos, agotamiento, y después de más de veinte horas de nado, apareció un helicóptero en el cielo que les rescataría y salvaría la vida.

Sin duda una historia de auténtica supervivencia.