AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Ya son 60 casos de enterovirus en España

21 de mayo de 2016

Ya 60 los casos de enterovirus registrados en Cataluña, España, con 12 nuevos casos de menores con afectaciones neurológicas causadas por el virus, cuatro de ellos ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Según ha informado el Departamento de Salud de la Generalitat, desde el miércoles hasta el viernes, se han atendido a 330 personas para consultas relacionadas con el virus.

El Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Vall d´Hebron de Barcelona, ha explicado que la mayoría de los casos por enterovirus son leves y, que aunque tengan una afectación neurológica, mayoritariamente no conlleva problemas importantes.

El enterovirus es un virus que provoca síntomas similares a los de la gripe, que van desde leves a serios. Las personas que se encuentran en riesgo de contraerlo, principalmente, son niños pequeños y

bebés, debido a que los adultos suelen ser inmunes al virus por haber estado expuestos anteriormente.

Para los expertos, el enterovirus no siempre resulta en un problema de salud grave, excepto si se trata del fenotipo D68, un subtipo de virus que ha causado un cuadro de tetraplegia a una niña que se encuentra ingresada en el Instituto Guttman de Barcelona. Sin embargo, este año se han detectado casos de infección por enterovirus con alteraciones neurológicas de mayor gravedad que la esperada en menores. La afectación neurológica se da por inflamación del tronco central del cerebro, es decir, la parte del cerebro que controla las funciones vitales, como el habla, la deglución y respiración, que pueden quedar afectadas. Esta inflamación puede dar manifestaciones clínicas diversas, aunque la mayoría no resulta un peligro vital.

Debido a la detección de estos casos en Cataluña, el Departamento de Salud ha activado una comisión de seguimiento y ha establecido un protocolo de detección y tratamiento precoz de los cuadros con afectación neurológica más grave, reforzando la vigilancia epidemiológica.

Salud recomienda hacer vida normal y llevar a los niños a la escuela. Solamente en caso de fiebre, u otra enfermedad, se aconseja quedarse en casa.

Por su parte, los pediatras han recomendado reforzar las medidas de higiene.

Los síntomas pueden ir de leves a serios e incluyen: fiebre, goteo nasal, estornudos, tos, dolores corporales y musculares. Los síntomas graves incluyen respiración con silbidos y dificultad para respirar.

El virus se propaga a través de fluidos en las vías respiratorias como la saliva, los fluidos nasales y flema; y se puede propagar cuando alguien estornuda o tose; alguien toca una persona enferma y luego se toca los ojos, nariz o boca; o alguien tiene un contacto cercano con una persona enferma (besos, abrazos, estrechar la mano, etc.).

A fecha de hoy, no existe una vacuna para prevenir una infección por enterovirus, concretamente para el EV-D68, sin embargo, puede tomar medidas para evitar la propagación del virus:

  • Lávese las manos con jabón frecuentemente y anime a sus hij@s a hacer lo mismo.
  • No ponga las manos sin lavar cerca de ojos, nariz o boca.
  • No comparta vasos o cubiertos con alguien que esté enfermo.
  • Evite el contacto directo cercano con alguien enfermo.
  • Cúbrase la boca al toser o estornudar.
  • Limpie a menudo las superficies que se tocan con frecuencia como los juguetes.
  • Quédese en casa si está enfermo y mantenga a sus hijos en casa si están enfermos.

Si su hij@ tiene asma, tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad seria a causa del EV-D68. Para proteger a su hij@ en caso de asma:

  • Asegúrese de que el plan de acción para el asma de su hij@ esté al día y de que tanto usted como su hij@ lo entiendan.
  • Asegúrese de que su hij@ siga tomando sus medicamentos para el asma puntualmente.
  • Asegúrese siempre de que su hij@ tenga medicamentos de alivio.
  • Asegúrese de que su hij@ reciba la vacuna contra la gripe.
  • Si los síntomas del asma empeoran, siga los pasos del plan de acción para el asma.
  • Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si los síntomas no mejoran.
  • Asegúrese de que los maestros y cuidadores de su hij@ estén al tanto de su asma y de lo que deben hacer para ayudar.