AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Muerte masiva de aves marinas en Washington (Estados Unidos)

24 de julio de 2016

aves-muertas-washington

Cientos de aves marinas han aparecido en las playas de Washington y en la Columbia Británica en condiciones lamentables, hasta morir. Los científicos no tienen la menor idea de qué ha podido causar esta extraña muerte masiva de pájaros.

Al parecer, se trata del Cerorhinca monocerata, o alca unicórnea, una especie de ave caradriforme de la familia Alcidae. Una ave marina, familiar cercano del frailecillo. Se trata de una especie propia del Pacífico Norte que se reproduce desde California hasta las islas Aleutinas de Alaska en Norteamérica, Hokkaido y Honshu, en Japón; así como Corea del Norte y la isla de Sajalín, en Asia. Durante el invierno, vive en aguas marinas y costeras. Se trata de una de las especies de aves más comunes de las zonas interiores de los canales de agua compartidos por Washington y la Columbia Británica.

Desde el mes de mayo, voluntarios han descubierto docenas de estas aves en las orillas. Se trata de un número mínimo comparado con las cifras registradas en 2014 y en 2015, pero están siendo cientos los que aparecen y mueren.

Para la bióloga de la universidad de Washington, algo importante está sucediendo y si no se presta atención a ello, será demasiado tarde para hacer algo al respecto. Por lo general, lo habitual es detectar uno o dos ejemplares muertos al año. Las cifras de muertes que se están registrando durante estos últimos años son bastante alarmantes.

Cientos de miles de estas aves viven en Washington y en la Columbia Británica.

Algunos ejemplares han sido enviados al laboratorio federal forense de Wisconsin para su estudio, pero las investigaciones preliminares han determinado que no tenían niveles de grasa en su cuerpo, por lo que es obvio que han muerto por inanición.

Sin embargo, la pregunta ahora es ¿por qué no se alimentaron?

En 2014 y 2015, se alegó su muerte a una gigantesca piscina de agua inusualmente cálida, conocida como “The Blob”, que se dispersó por gran parte del Océano Pacífico del Norte y que diezmó la población de su alimento favorito.

Ahora, la mayoría de los científicos piensan que el calentamiento del océano Pacífico, especialmente frente a Alaska, podría haber causado su muerte por hambre.